Crece la preocupación industrial por la crisis y el conflicto Gobierno-campo

Crece la preocupación industrial por la crisis y el conflicto Gobierno-campo
La UIC pidió acelerar créditos, normas fiscales y la ley de ART. Metalúrgicos debatieron en Villa María.
El doble frente de tormenta que afronta la Argentina, con las secuelas locales de la crisis económica internacional y el nivel de confrontación que adquirió el conflicto entre el Gobierno y el campo, desvela a los industriales de todos los sectores, quienes ya no ocultan su preocupación por la evolución del panorama.

Dos cónclaves efectuados ayer en la provincia dejaron claramente expresada esta vigilia: uno se desarrolló en la sede de la Unión Industrial de Córdoba (UIC) y contó con la presencia del diputado nacional Alberto Cantero (Frente para la Victoria). La otra tuvo lugar en el hotel Howard Johnson de Villa María, adonde confluyeron dirigentes del empresariado metalúrgico de siete seccionales.

A ello se agregó el análisis efectuado en el Consejo Económico y Social en la reunión efectuada en la Casa de Gobierno (ver 4A).

Cantero recogió, en realidad, la mirada crítica que los industriales tenían preparada para deslizar a los seis diputados “peronistas” de Córdoba, independientemente de si integran el Frente para la Victoria (kirchnerista) o Unión por Córdoba.

Pero, Jorge Montoya, Beatriz Halac, Patricia Vaca Narvaja y Arturo Miguel Heredia, faltaron a la cita (algunos con argumento y otros no) y el riocuartense debió afrontar en soledad las inquietudes.

En la reunión, encabeza por el presidente de la UIC, Oscar Guardianelli, se pidieron básicamente tres cosas para enfrentar la difícil coyuntura fabril:

Crédito. Aceitar los mecanismos para hacer más sencillo y acelerar el acceso a los créditos del Banco Nación, convertido hoy en prácticamente el único “dador” de préstamos para la producción.

Impuestos. Tramitar un encuentro con el titular de la Afip, Ricardo Echegaray, para que se apure la devolución de IVA a los exportadores y el reintegro del 10,5 por ciento a los bienes de capital.

Accidentes laborales. Insistir ante el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, para modificar la ley de Aseguradoras de Riesgo de Trabajo (ART), a fin de contener la industria del juicio.

Este punto fue precisamente el que puso en apuros a Cantero. Un industrial Pyme le achacó que mientras el adelantamiento de las elecciones fue presentado por el Gobierno y será aprobado en apenas dos semanas, la reforma a la ley de ART “lleva tres años durmiendo en el Congreso”. “Esa demora a nuestras empresas les cuesta plata constante y sonante”, puntualizó el interlocutor.

Metalúrgicos en alerta. Mientras tanto, en Villa María el análisis de los metalúrgicos de esa ciudad, Córdoba, Río Cuarto, San Francisco, Marcos Juárez, Río Tercero y Tancacha fue igualmente crítico hacia la falta de reacción para enfrentar la crisis internacional y por la escalada en la confrontación entre el Gobierno y el sector agropecuario. “Pareciera que se busca la confrontación”, dijo Juan Grundy, titular de la Cámara de Industriales Metalúrgicos de Córdoba.

El empresario recordó que en la encuesta de enero del sector se localizó que la capacidad instalada ociosa del sector metalúrgico estaba entre 40 y 42 por ciento. “Pensamos que en febrero esta situación se repitió y hasta se agravó”, comentó.

Actividad según Indec

1,1 por ciento fue la baja que sufrió la industria en febrero respecto de igual mes de 2008. El sector automotor fue el que más cayó.

Comentá la nota