Crece la polémica por traslado de Terminal

La Asociación Hotelera de San Martín de los Andes lanzó una campaña radial y gráfica en contra de la medida que cuenta con el aval del Municipio. Convocan por radio a los vecinos a que recurran a los concejales para frenar el proyecto, y distribuyen un calco para pegar en los automóviles.
San Martín de los Andes > La polémica por las intenciones oficiales de avanzar en el traslado de la Terminal de Ómnibus y la construcción de un hotel frente al lago Lácar de la mano de una iniciativa privada presentada por un empresario de nivel nacional, aumenta con el correr de los días.

Sucede que la Asociación Hotelera Gastronómica de esta ciudad, una de las instituciones que se opone al proyecto con más fuerzas, lanzó no sólo una campaña radial en contra de la medida, sino que, además, mandó a imprimir miles de autoadhesivos para pegar en los automóviles dando cuenta de su posición a la iniciativa que cuenta con el aval de la comuna y en principio de buena parte de los concejales.

En un spot radial se informa a los vecinos sobre el mentado proyecto y se les sugiere que recurran a los concejales para poner freno a la iniciativa así como está presentada.

En tanto, en el calco que se distribuye en la sede de la asociación se indica el apoyo al traslado de la Terminal de Ómnibus, pero no así al proyecto en cuestión que a cambio prevé la cesión de un terreno valuado en varios millones de dólares.

Los inicios

Todo comenzó tiempo atrás, cuando desde la comuna se anunció la intención de un inversor privado de construir una terminal de micros en las afueras de la ciudad, para lo cual a cambio se le debía entregar el predio donde actualmente funciona dicha estación que está ubicada frente a la costanera del lago Lácar, el lugar más caro de la ciudad.

Allí, el empresario en cuestión, que actualmente maneja la Terminal de Retiro y algunas otras en el resto del país, construiría, además de la estaciones de micros, un hotel de primer nivel que administraría por una determinada cantidad de años.

La idea cayó como balde de agua fría sobre los hoteleros locales que, por un lado, observan cómo ante una temporada que deja mucho que desear "desde el Estado se fomenta la incorporación de más camas". Pero por otro lado "se entrega el lote más caro del pueblo a cambio de una terminal cuyo terreno y construcción no vale siquiera un 30 por ciento del terreno frente al lago".

Quienes tampoco están de acuerdo con la iniciativa apoyada por la comuna son los integrantes de la Cámara de Comercio. En este sentido los comerciantes caminan de la mano de los hoteleros indicando que "si bien es necesario cambiar la terminal de lugar, sería mucho mejor pensar en llamar a una licitación para la presentación de proyectos y de interesados en construir la misma, sin que esto esté atado a la cesión de un terreno tan valioso".

En cuanto al destino del predio, las opiniones son variadas. Sin embargo, en muchos casos la idea apunta hacia la construcción de un espacio que prolongue el Paseo Costanera.

Comentá la nota