Crece la polémica por el rol del Estado en el tramo final de la campaña

La presidenta Cristina Kirchner aseguró hoy que "quienes dicen que el Estado sólo debe ocuparse de la salud, la seguridad, y la educación, lo hacen porque quieren que otros manejen la economía"; De Narváez se sumó a las críticas de Macri por la estatización de Aerolíneas Argentinas
El debate alrededor de la reestatización de Aerolíneas Argentinas, que anteayer había iniciado Mauricio Macri y que ayer terminaron de instalar Cristina y Néstor Kirchner, sumó un nuevo protagonista. Francisco de Narváez se metió de lleno en la discusión que invadió el discurso de campaña en las últimas horas.

El candidato a diputado de Unión-Pro coincidió con el jefe de gobierno porteño en que el traspaso de la compañía aérea a manos del Estado fue "un error enorme", aunque evitó pronunciarse directamente a favor de una reprivatización.

En un acto en San Juan, la presidenta Cristina Kirchner defendió hoy "el modelo de Estado participativo que tiene le país" y dijo que "quienes dicen que el Estado sólo debe ocuparse de la salud, la seguridad y la educación, lo hacen porque quieren que otros manejen la economía".

De Narváez dijo que concuerda "totalmente con lo que dijo Mauricio de que la reestatización de Aerolíneas Argentinas es un enorme error". Enseguida, ahondó sobre los resultados de la reestatización. "Se creó un dolor de cabeza hacia adelante. El Estado se hizo cargo de una empresa que traía una deuda de 600 millones de dólares. Todos los días sigue perdiendo plata y lo están tratando de disimular en la compra de aeronaves", se quejó, en diálogo con radio La Red.

Ayer, en sendos actos de campaña. tanto Cristina Kirchner como su marido aprovecharon las declaraciones de Macri en favor de una eventual reprivatización de Aerolíneas para reforzar el discurso oficialista según el que en las elecciones del 28 "se enfrentan dos modelos".

Propuestas y desafío. Por otra parte, De Narváez volvió a reclamarle a Kirchner que acepte enfrentarlo en un debate público. Primero deslizó que hasta ahora el ex presidente no aceptó el desafío porque "no quiere confrontar con la realida" y aseguró que el santacruceño "tiene la obligación de presentar sus propuestas a los bonaerenses".

Por otra parte, volvió a mostrarse optimista respecto de los resultados de la elección. "El oficialismo ya no tiene una mayoría absoluta y después del 28 habrá un equilibro para que haya un país más normal", diagnosticó.

Comentá la nota