Crece en Mar del Plata el temor por la inseguridad

Si bien un 60 por ciento de los marplatenses consultados aseguró no haber sufrido delitos, la mayoría de los marplatense se muestra con temor por la inseguridad experimentada por terceros.

Siete de cada diez marplatenses aseguran tener miedo de salir de sus casas a raíz de la inseguridad y esa misma cantidad lo considera un problema muy grave para la ciudad de acuerdo a una encuesta realizada en los últimos días.

El trabajo de campo a cargo de la consultora Doxa se realizó sobre un total de 700 personas entrevistadas en distintos puntos de la ciudad que abarcó, además, diferentes estratos sociales. La problemática de la seguridad fue testeada por medio del análisis de los aspectos más a la vista y de mayor comentario popular.

No obstante la consideración instalada de la inseguridad, casi un 60 por ciento de la población (se parte desde el concepto que la muestra es representativa) admite no haber sufrido ningún delito en el último año ni tampoco algún miembro de su familia.

La principal causa para que aumente la inseguridad en Mar del Plata es la droga según el 34,8 de la población, mientras que un 27 por ciento cree que es originada por la falta de educación. Luego se encolumnan la falta de inclusión social (17,3), la ausencia de policías en la calle (4,5), el desempleo (4,3) y la pobreza (3,8).

En cuanto a los responsables, las críticas se la lleva el Gobierno nacional (43,3 por ciento), a lo cual hay que sumarle un 10,8 de los que indicaron al Estado de manera integral. La policía y su accionar se posicionan por encima de la Justicia por un escaso margen (7,8 contra 7,3).

Precisamente, un 33 por ciento cree que la labor de la Justicia es muy mala, aunque si se suman todas las respuestas negativas (mala, lenta, no funciona, poco eficaz, corrupta, débil y burocrática) el rechazo es casi unánime. Sólo un 0,8 cree que es buena y sólo un 3,5 se abstuvo a responder.

La forma de mejorar a la Justicia debe llegar por el cambio de leyes para un 19,5, mientras que un 14,5 dice que las leyes que están sirven pero hace falta aplicarlas. También un 9,3 sugiere que la solución pasa por cambiar a los jueces.

Un dato importante indica que la mayoría de los marplatense (un 59 por ciento) confía en que las marchas contra la inseguridad ayudan a cambiar las políticas relacionadas con el tema. Un 35 por ciento, en cambio, sostiene lo contrario.

Mano dura

Casi la mitad de los marplatenses (un 48,3 por ciento) está de acuerdo con la aplicación de la pena de muerte, en un porcentaje similar al que la rechaza (49,1).

La población marplatense está dividida casi en partes iguales en cuanto al reclamo de una justicia casi de venganza para quienes cometen homicidio. Acuñada ya la frase de la conductora televisiva, Susana Giménez, "el que mata debe morir", el 48 por ciento de los ciudadanos de la ciudad no están de acuerdo, aunque un 43 se mostró en sintonía.

La aplicación de penas más severas para los delitos es casi unánime, ya que un 93,7 adhirió a ese reclamo. Y un 88,5 estuvo de acuerdo en reducir la edad de imputabilidad.

La mayoría pidió bajar la imputabilidad a los 14 años (35,8) y hubo un alto porcentaje también para los 12 años (23,7). Hubo quienes pidieron casi en un mismo indicador (21,7) aplicar penas a niños de 10 años. En otro apartado que analiza la problemática de los menores el 90,6 por ciento pide prisión o detención a los autores de delitos violentos, pero la misma cantidad (90,2) cree que el sistema carcelario no cumple con el objetivo de rehabilitación.

A propósito de la castración a violadores o delincuentes autores de agresión sexual, un 54,8 está muy de acuerdo, un 13,3 está de acuerdo, al tiempo que el 5,8 está en desacuerdo y un 18,3 muy en desacuerdo.

La justicia por mano propia también fue un tema consultada y un 41,5 dijo estar muy en desacuerdo. Un 9,3 tampoco estuvo de acuerdo. En tanto, el 27 por cierto estuvo de acuerdo y el 18.5 muy de acuerdo.

Finalmente el 59 por ciento apoyó el retorno del servicio militar obligatorio como método para combatir el delito, contra un 37 que se negó.

La policía

La policía no está tan mal considerada según este estudio, si se analiza que un 28 por ciento cree que el accionar en su barrio es bastante bueno o muy bueno. Un 30,3 no puede definir si es bueno o malo, mientras que un 17,5 dice que es bastante mala y un 21,3 asegura que es muy mala.

Ya con mayor detalle, un 27 por ciento asegura que la frecuencia con la que patrullan por sus barrios es muy mala, un 21,5 dice que es bastante mala, un 24,8 dice que es bastante buena y un 6 por ciento dice que es muy buena.

Por último, un 26 por ciento sostiene que el tiempo que tarda la policía en llegar a un hecho es bastante bueno, un 11,8 cree que es muy bueno, mientras que un 32,6 se divide entre muy malo y bastante malo.

Finalmente, en Mar del Plata hay muy poca gente que tiene armas en su casa, según revela esta encuesta. Sólo un 14 por ciento asegurar tener y del resto, apenas el 31 por ciento pensaría en comprar por cuestiones de seguridad.

Comentá la nota