Crece la pelea de Macri con Sigman y los laboratorios de Cilfa

Crece la pelea de Macri con Sigman y los laboratorios de Cilfa

Ocaña anunció un proyecto para regular la relación con los médicos. Sospechan que el empresario financia al kirchnerismo.

La pelea entre Mauricio Macri y el empresario Hugo Sigman, referente de los laboratorios nacionales, sigue escalando. Tras la decisión de cortar la intermediación de Cilfa en la compra de los medicamentos del PAMI y la denuncia de Carrió contra directivos de las principales firmas, ahora en el oficialismo empujan un proyecto para regular la relación con los médicos.

La razón de la avanzada contra Sigman tiene que ver con la política más que con el negocio de los laboratorios. Más allá de que el CEO del Grupo Insud cultivó un estrecho vínculo con el Presidente y su mejor amigo Nicolás "Nicky" Caputo, la relación parece definitivamente rota.

El psiquiatra es uno de los empresarios más poderosos de la Argentina y junto a su esposa Silvia Gold son dueños de un imperio que incluye desde medicamentos hasta negocios industriales y periodísticos en Argentina, España, China y Suiza.  

En sectores del Gobierno sospechan que Sigman está bancando la actividad política de Cristina Kirchner y que lo mismo hará con la campaña electoral del año próximo. El empresario fue uno de los más cercanos al kirchnerismo e hizo grandes negocios durante los gobiernos de la ahora senadora. 

Los laboratorios fueron uno de los sectores que históricamente realizaron millonarios aportes de campaña de todos los partidos políticos y organizaciones como La Cámpora, aunque también del actual oficialismo. El periodista Hugo Alconada Mon declaró ante la justicia que la cámara Cilfa fue uno de los grandes benefactores de Cambiemos para la campaña de 2015.

Tensión en el gobierno ante una denuncia de Carrió contra los laboratorios

Sigman también cultivó una muy buena relación con La Cámpora durante los años kirchneristas, donde se lo señaló como su principal financista. No pasó desapercibido cuando meses atrás invitó al estreno de la película El Ángel, que financió su productora K&S Films, a los camporistas Mariano Recalde y Wado de Pedro. También tiene una relación estrecha con Kicillof.

Justamente el actor de esa película producida por Sigman dio la nota insultando a Mauricio Macri en una entrega de premios internacional. 

Todos estos indicios fueron alimentando un resquemor en la Rosada y ahora parece que hay vía libre para avanzar contra Sigman y los laboratorios. Semanas atrás, Elisa Carrió denunció a los principales directivos de Cilfa, a los que acusa de "atentado contra el orden democrático" y los responsabiliza por la salida de Mario Quintana. También les apuntó por las corridas cambiarias de los últimos meses.

Luego, el Gobierno anunció un nuevo convenio para eliminar la intermediación de Cilfa y Cooperala en la compra de medicamentos del PAMI. Las cámaras perdieron así un beneficio que tenían desde hace 20 años y que les permitía intermediar en los pagos. Fue una reacción de la Rosada contra los laboratorios por romper de manera unilateral el convenio para renegociar el sistema de compras.

Tras la presión de Carrió, Macri avanza contra los laboratorios

Ahora, la diputada de Cambiemos Graciela Ocaña anunció que presentará un proyecto de ley para regular los incentivos que los laboratorios le dan a los médicos. "Es necesario discutir un esquema legal para que los laboratorios informen si tienen vínculo con los médicos profesionales a través de viajes e incentivos y de esta manera puedan prescribir ciertas marcas de medicamentos", advirtió. 

La legisladora habló de "retornos" a los médicos para que receten medicamentos o insumos de determinados laboratorios que les otorgan incentivos, y explicó que el proyecto de ley establece que "los médicos estén obligados bajo juramento declarar que el medicamento que receta no contempla ningún interés económico con el laboratorio que prescribe".

Coment� la nota