Crece un nuevo basural en el límite de la ciudad

Está ubicado a sólo unos 1500 metros del erradicado hace pocos meses en el barrio Tibiletti. En otros sectores de San Luis, también se padece la misma situación.

Los basurales de alguna manera exteriorizan la enfermedad cívica de algunas personas que no comprenden que estas acciones no solo degradan el paisaje sino que también son peligrosas para la salud de la comunidad. Por eso irrita que a poco más de dos meses de haber sido erradicado el sumidero que estaba en la entrada del barrio Tibiletti, uno nuevo, emplazado a sólo 1500 metros aproximadamente hacia el este por la autopista Santos Ortiz, crezca lenta pero inexorablemente. El director de Medio Ambiente, Higiene y Seguridad de la Municipalidad, Santiago Butkus, admitió la existencia de este sitio no autorizado para arrojar residuos y además detalló cual es la situación de los restantes basurales clandestinos que tiene San Luis.

"En realidad al pasar la estación de servicio YPF ya se sale del ejido municipal de la ciudad" aclaró Butkus, quien igualmente reconoció que este es un problema que no tiene límites y que requiere de la colaboración de todos los actores sociales. "Tenemos que hacer un trabajo conjunto con la Provincia. De todas maneras nosotros nos hemos reunido con gente de la zona para que se sienta parte y pueda ayudarnos a encontrar una solución a este asunto" explicó.

El funcionario además hizo un listado general de los lugares de la ciudad que más dolores de cabeza le generan al municipio. "Vemos acumulaciones de residuos en muchos otros lugares, como el camino Fuerza Aérea antes de llegar a la ruta 147, en sitios cerca del predio del Tiro Federal, en el paredón del 4000 viviendas que está pegado a Los Quebrachos, también sobre ruta 7 un poco antes de llegar a Maxiconsumo. En los márgenes de la ruta 147 el problema es constante, fundamentalmente donde está el canal. En general los basurales son más o menos los mismos. Limpiamos pero vuelven a llenarse de basura" señaló.

Si bien Butkus no tiene estadísticas precisas sobre de la cantidad de residuos y escombros que retiran cuando erradican un basural, los volúmenes desplazados por los camiones en algunos de los operativos de limpieza son sumamente ilustrativos. "En el Tibilleti recibimos la ayuda de Vialidad Provincial, y ellos nos dijeron que habían sacado aproximadamente 15 camiones con bateas de 6 a 10 metros cúbicos. Nosotros, en operativos en los basurales del 4000 viviendas, hemos llenado 15 camiones con capacidad para 3 metros cúbicos de carga" detalló.

Al menos en los basurales de la ciudad la presencia de restos peligrosos, como las pilas o los residuos patológicos, es escasa. "Por suerte con el asunto de las pilas la gente tiene más conciencia, hace consultas y hay repositorios especiales para tirarlas, como los que se ven en los colegios o en otras instituciones. El tema patológico está controlado, pocas veces, y en casos muy puntuales, hemos encontrado este tipo de residuos" afirmó.

Comentá la nota