Crece el malestar de los profesionales

Con una carta pública, culparon al Gobierno y remarcaron la deficiencia del servicio por falta de recurso humano. Luego de una asamblea, los médicos del Hospital Regional Río Grande brindaron una conferencia de prensa y leyeron una carta pública a las autoridades, donde remarcaron las deficiencias del servicio de salud por falta de recurso humano.
Según informaron, no están garantizadas las guardias mínimas para los feriados y los próximos fines de semana, señalando que en ocasiones anteriores tan solo un profesional estuvo a cargo de todo el nosocomio. Aseguran que se registró un éxodo de profesionales sin la correspondiente cobertura de las vacantes y que la problemática actual es grave en cuanto a realización de guardias y cirugías.

La situación no parece mejorar para todo el verano. Todas las cirugías programadas para enero fueron suspendidas por el Ministerio y la convocatoria para nuevos profesionales no estaría generando la respuesta esperada debido a las bajas remuneraciones ofrecidas.

Los profesionales responsabilizaron a la actual gestión provincial de Salud, encabezada por la Dra. María Grieco, y desmintieron a la funcionaria, quien había acusado al titular del hospital Dr. Jorge Carmasi y al Dr. Oscar Ruiz de liderar el reclamo con fines políticos.

Algunos doctores indicaron no haber cobrado los sueldos de los últimos 7 meses y, aunque la titular de Salud provincial anunció más tarde el pago de esa deuda, el dinero no fue abonado ya que los profesionales concurrieron al banco y no se habían acreditado los fondos. Al parecer, el cobró recién se hará efectivo durante la jornada de hoy debido a que se tiene retirar por caja del banco y no por cajero automático.

En la conferencia de prensa realizada ante los periodistas de Río Grande la Dra. Gabriela Montero leyó una irónica y sentida carta pública a los funcionarios de la gestión del ARI: "Gracias por haber desorganizado un hospital que funcionaba, en comparación de otras instituciones del norte, con tremenda eficacia y eficiencia, además de un buen compañerismo y trabajo en equipo. Gracias por haber minimizado las consecuencias y efectos de la partida de excelentes profesionales en las diferentes áreas y servicios. Gracias por no tener en cuenta la necesidad de planificar, programar y proyectar las necesidades en Salud acordes a los requerimientos poblacionales del momento. Gracias por crear un ambiente de trabajo hostil en el que se confunden los agresores y se pierde el objetivo de nuestro cotidiano quehacer. Gracias por desmerecer lo que hacemos, aumentar críticas y exigencias en nombre de unos pocos trabajadores a reglamento que son parte del staff como en todos los sectores de la administración pública. Gracias por enfrentarnos con la población difundiendo información confusa y poco veraz. Gracias por impedir todo acercamiento entre partes y toda acción tendiente a favorecer el diálogo y la solución de los conflictos. Gracias por sembrar la desesperanza, la desilusión y la falta de fuerzas para seguir adelante. Gracias por confundir a la opinión pública y transformar nuestra lucha justa en un conflicto de viejos intereses políticos de los que la gran mayoría no formamos parte".

Para finalizar los médicos plantearon que las renuncias podrían seguir sumándose en los próximos días. "Lo que queremos decir con esto es que más allá de una lucha, de un conflicto por nuestros salarios, estamos hablando de un hospital que se está rompiendo a pedazos. El domingo pasado no tuvimos médicos de guardia. Vino un médico a cubrir y otro compañero, que se compadeció de él, colaboró en esa guardia. Señora Ministro, señora Gobernadora. ¿Quieren que nos vayamos todos, uno a uno? ¿Quieren que los que invertimos nuestra vida, que nos jugamos para que nuestras familias se establezcan acá terminemos yéndonos? Ustedes deciden", desafiaron.

Comentá la nota