Crece el malestar entre los ruralistas

Ayer hubo asambleas en Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe; hoy se reunirá la Comisión de Enlace para evitar que haya cortes
En medio de una sequía histórica, con los precios de la hacienda y de la leche por el piso y una baja sustancial en los valores de los granos (con excepción de la soja), los productores comenzaron ayer una serie de asambleas que prometen continuar durante todo el verano.

Los primeros encuentros del año se realizaron en Villaguay, Entre Ríos; Arroyo Seco, Santa Fe; y Villa María y Río Cuarto, Córdoba. Allí, los dirigentes regionales de la Federación Agraria escucharon el enojo de los chacareros.

Sin embargo, la Comisión de Enlace, que se reunirá hoy a las 15.30, buscará moderar esa bronca para evitar la convocatoria a una nueva medida de fuerza antes de marzo próximo. Hasta el combativo ruralista entrerriano Alfredo De Angeli pareció moderarse ayer. "En enero y febrero trataremos de no cortar las rutas para no perjudicar el turismo", dijo el dirigente a Radio Mitre. Anoche, De Angeli trataba de convencer a los más duros de su agrupación, que ya habían vuelto a cortar caminos tras los últimos anuncios del Gobierno para el sector.

"Hay una preocupación latente por la falta de medidas que nos permitan salir de la crisis", sostuvo el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Mario Llambías. "Si las soluciones aún no llegaron se debe a que lo que impulsa al Gobierno es la revancha, con algo de venganza, y el desconocimiento, mezclado con algo de estupidez", afirmó Llambías, que hoy será anfitrión de sus pares en la sede de CRA. "Pero la idea es aguantar un poco más y pugnar por una nueva instancia de diálogo. No pueden ser sólo dirigentes para la guerra, útiles sólo para cortar rutas", dijo una fuente ruralista.

Según entiende el ruralismo, las medidas anunciadas por la presidenta Cristina Kirchner en la última semana de 2008, una baja de retenciones para el trigo y el maíz que no incluyó a la soja, son inaplicables. En concreto, los dirigentes de las cuatro principales entidades del campo sostienen que los planes Maíz Plus y Trigo Plus, cuya publicación en el Boletín Oficial no se ajustó al anuncio presidencial, y la construcción de cinco megaestablecimientos de engorde de ganado a corral no solucionan los problemas del sector.

En el interior

Por eso, la temperatura del reclamo no para de subir. Y el malestar va tomando forma de protesta provincia por provincia.

En Entre Ríos, los productores se dividieron entre los de Gualeguaychú, que prefieren postergar los cortes de rutas para no afectar el turismo, y los de Paraná, que están dispuestos a volver al ruedo. "Volver a las rutas es un hecho por la tozudez e intransigencia del gobierno nacional, que no tomó ninguna medida en beneficio de los pequeños productores", dijo el director suplente de la Federación Agraria en Entre Ríos, Juan Echeverría. Sin embargo, luego admitió que podría realizarse un corte simbólico durante un día.

En Córdoba comenzaron a realizarse asambleas en distintos puntos de la provincia para debatir las acciones gremiales que proyectan aplicar a partir de febrero en apoyo a sus reclamos. "La situación de tirantez es cada vez más complicada. El Gobierno nos impulsa a la protesta", expresó Delfor Maldonado, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez), que reúne a productores de Córdoba, San Luis, Catamarca y La Rioja, y responde a CRA. La entidad hará hoy un plenario de consejeros para debatir la crisis. En tanto, Agustín Pizzichini, director de la Federación Agraria por Córdoba, afirmó que "de continuar la situación actual que mantiene el gobierno nacional con el campo, las protestas podrían iniciarse en febrero".

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) reunirá a sus representados este viernes en Tapalqué y la semana que viene en General Pico (el miércoles 14), Nueve de Julio (el jueves 15) y Mar Chiquita (el viernes 16).

En esos encuentros, según informó la entidad, "se tratarán principalmente los temas relacionados con la distorsión e intervención de los mercados de la carne, el trigo, la lechería, y los efectos de dichas prácticas en las etapas iniciales de la producción como la cría de ganado". El sábado, de a caballo y regalando cortes vacunos, los productores pampeanos protestaron al paso de la primera etapa del rally Dakar 2009, que unió Saladillo con la capital de La Pampa, Santa Rosa.

Comentá la nota