Crece el malestar por la clausura de COVILU

La medida está a punto de cumplir tres meses de vigencia.

Las familias afectadas todavía no lograron reunirse con la intendenta Rosso.Se encuentran abocadas a la junta de firmas y no descartan realizar una protesta.

A principios de diciembre, la Municipalidad determinó la clausura de un predio que la Cooperativa de Viviendas Lujanense (COVILU) tiene en el barrio Parque Lasa.

Hasta la fecha, la medida sigue firme, y el malestar de los vecinos que tienen adjudicadas viviendas en ese terreno va en aumento.

La clausura recayó sobre 19 inmuebles, muchos de los cuales están listos para ser ocupados. Por esta razón, la decisión del municipio generó indignación en las familias que estaban a punto de alcanzar el sueño de la casa propia.

Por estos días, se encuentran abocadas a la junta de firmas en repudio a la determinación del gobierno. En paralelo analizan la posibilidad de realizar algún tipo de protesta para exigir que se destrabe la situación.

En tanto, las negociaciones entre COVILU y el Departamento Ejecutivo resultaron, hasta el momento, infructuosas. La clausura está pronta a cumplir tres meses de vigencia y aún no se ve ninguna mira de solución.

El miércoles último, algunos socios de la Cooperativa se hicieron presentes en la Municipalidad con la intención de reunirse con el secretario de Obras Públicas, Adolfo Sigwald, y encontrar una respuesta a una carta que las familias presentaron al gobierno.

Según detallaron a EL CIVISMO testigos de la solicitud de audiencia, una secretaria anotó el pedido “en un papel similar a una servilleta”. Después de una hora, recibieron la contestación: Sigwald comunicó, a través de la misma secretaria, que los socios debían hablar con los abogados de la institución.

El mismo malestar genera la imposibilidad de mantener una reunión con la intendenta Rosso.

LAS RAZONES

Varias semanas después de la clausura, el gobierno explicó las razones de tal medida. En esa oportunidad, Sigwald expresó que “realmente todos los papeles no están como corresponden”, y que “el punto más importante es que la obra no está convalidada a nivel provincial”.

“Al tema de los papeles que no están en orden hay que agregarle un problema de urbanización, porque la obra no está enmarcada como corresponde. Una de las cosas que realmente quiero destacar es que la Municipalidad de Luján no quiere dejar sin trabajo a la gente. Y tampoco quiere que no se le entregue una vivienda digna a la gente. Pero si no están los papeles en condiciones no van a tener nunca las escrituras”, agregó el funcionario.

Uno de los puntos de conflicto tiene que ver con el ordenar urbanístico. El terreno donde se construyen las viviendas estaba enmarcado en una zona considerada “urbano-industrial”. El cambio de indicador urbanístico nunca fue convalidado por Provincia, a pesar de haber sido aprobado en 2001 por el Concejo Deliberante.

Dos robos

Dos de las viviendas que permanecen desocupadas en el predio del barrio Parque Lasa fueron robadas días atrás. Según pudo saber este bisemanario, los malvivientes forzaron las puertas de ingreso y se hicieron de diferentes herramientas.

Marcha por módulos habitacionales

Ayer, al cierre de esta edición, el Movimiento de Trabajadores Comunitarios (MTC) y el Polo Obrero (PO) realizaban una movilización a la Municipalidad con el objetivo de reclamar la implementación de ayuda para la construcción de módulos habitacionales en distintos barrios de la ciudad.

El MTC y el PO exigen que el municipio facilite material y mil pesos por construcción para tres módulos por organización cada un mes o 45 días.

Comentá la nota