Crece malestar de chacareros, pero dirigencia rural pide calma

En Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe los dirigentes locales se consideraron “pesimistas” en cuanto a la verdadera disposición del gobierno nacional por resolver el conflicto y otorgarles todos sus reclamos. Las declaraciones de Randazzo advirtiendo al campo que “no se comporten como dirigentes opositores”, inquietaron a las bases.
Los primeros resultados que arrojó la reunión de esta semana entre los referentes de la Mesa de Enlace rural y el gobierno no alcanzaron para bajar la efervescencia de los productores del interior y a pesar del pedido de “calma” elevado por los gremialistas, la dirigencia más combativa decidió convocar a sus consejos directivos.

En ese ámbito y hasta hoy, las principales entidades confederadas que responden a CRA debatirán con sus cuerpos orgánicos el alcance de los anuncios oficiales que, de movida, resultaron “insuficientes e imprecisos”, en momentos de toma de decisiones para encarar la campaña agrícola de este ciclo.

Desde la conducción de Carbap y Carsfe, los dos nucleamientos mayoritarios de la entidad que preside Mario Llambías, se autocalificaron “pesimistas” y reiteraron que las medidas de fuerza “están latentes”, así como que sólo “activarlas”, consideró el presidente de la combativa Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa, Pedro Apaolaza.

Jorge Srodeck, vice de la entidad, tampoco descartó que el Consejo Directivo defina un plan de lucha gradual, con autoridad de aplicación dentro de cinco días, luego que se conozca el resultado de la próxima reunión que mantendrá la Mesa de Enlace con la ministra Débora Giorgi.

Desde Santa Fe, la dirigencia nucleada en Carsfe, también nucleada a CRA, se sostuvieron los mismos argumentos, debido a la fuerte caída productiva que muestra el campo en este ciclo, así como la falta de financiamiento y capital de trabajo para encarar la campaña de granos finos de este año, sin cuya respuesta económica es imposible proyectar la siembra de granos gruesos.

En Córdoba, ayer el titular de Cartez, Delfor Maldonado, dijo sobre el diálogo iniciado entre las entidades rurales y el gobierno que “no ve que se haya avanzado”, dado que “el gobierno sigue con la dilatación de conclusiones” y que no observa una “resolución concreta de los problemas planteados”, además de ver “un altísimo grado de improvisación”.

No obstante, la Mesa de Enlace provincial propondrá posponer el acto del próximo 12 de marzo (conmemoración del año de conflicto con el gobierno) para evaluar cómo evoluciona el diálogo con el Ejecutivo nacional.

Pero lo más importante es que las bases comienzan a inquietarse cuando apenas ha transcurrido un par de días desde que se produjo el primer contacto entre las partes, luego de siete meses de de-sencuentros. Y no pocos ruralistas atribuyen la aceleración de las expresiones de malestar a las advertencias lanzadas por el ministro del Interior, Florencio Randazzo.

El funcionario se encargó de recordar a los ruralistas que no se comporten como “dirigentes opositores” para continuar alcanzando acuerdos para descomprimir la crisis del campo, en lo que se interpretó como “malestar oficial” por la participación de los dirigentes en la audiencia pública que mantuvieron con legisladores de la oposición, dijeron a DyN fuentes calificadas de la producción.

Entre tanto, chacareros con explotaciones de productos no tradicionales, tanto de la región Litoral como de Cuyo salieron a decir hoy que “cuesta creer” a un gobierno que ya anunció mejoras para economías regionales que “hasta ahora, no se aplicaron”.

Los principales referentes de la Comisión de Enlace Rural, por su parte, reiteraron que se mantienen en contacto con sus delegados de base en todo el país, para seguir canalizando los reclamos sectoriales y en otro intento por descomprimir el malestar de los chacareros, que sólo se aplacó un poco mientras se espera el nuevo encuentro.

Los líderes ruralistas esperan poder plantear sus reclamos el martes próximo en una nueva reunión con los ministros, mientras intentan decodificar por qué el discurso oficial fue distinto al que se mantuvo puertas adentro hace dos días, ya que no se trataron temas sobre los que luego los ministros brindaron precisiones, explicó el titular de la Rural, Hugo Luis Biolcati.

Comentá la nota