Crece el malestar del agro con Scioli

Buzzi criticó al gobernador por asegurar que prefería que se inundara el campo y no la ciudad
La controversia entre el gobierno bonaerense y los dirigentes del campo por el origen de la inundación en San Antonio de Areco está lejos de terminar.

En una entrevista con LA NACION, el gobernador Daniel Scioli dijo anteayer que él prefería que se inundara el campo y no la ciudad. La declaración provocó malestar entre los ruralistas, ya que consideran que los productores agropecuarios no son los responsables de la inundación. Sólo el presidente de la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, cuestionó públicamente a Scioli, a quien acusó de recurrir al "chamuyo" y "hacer barullo" en vez de prevenir inundaciones.

"La mejor táctica es «hablemos de ellos para que no hablen de nosotros»", dijo Buzzi en referencia a las críticas del gobierno provincial y nacional, que señalaron a los productores agropecuarios como responsables de la inundación que obligó a evacuar a 3500 personas por haber construido, supuestamente, canales clandestinos.

Buzzi se lamentó de que los funcionarios digan que la culpa la tienen los productores "para no hacerse cargo de que hace quince años que no limpian el río Areco, no han profundizado las obras y no han previsto" la inundación.

"Scioli, en clara alineación el gobierno nacional, recurre al chamuyo y a hacer barullo", sostuvo el presidente de Federación Agraria.

Ayer, Scioli intentó bajar el tono a sus propias palabras. "Cuando me consultan si entre que haya una ciudad bajo el agua, como pasó con San Antonio de Areco, o que haya un poco más de agua en los campos, digo que el agua no les hace mal, siempre que no sea excesiva", sostuvo. El gobernador, que ayer estuvo en Mar del Plata para presentar hospitales móviles de atención gratuita, opinó: "Necesitamos del progreso de la ciudad y del progreso del campo, y remarcó: "Vamos hacia una buena cosecha y hacia una recuperación económica muy intensa".

Malestar

En la Sociedad Rural Argentina (SRA), hubo una reacción desfavorable a las declaraciones de Scioli. Un vocero de la entidad sostuvo que "fue una frase poco feliz" la del gobernador bonaerense y se remitieron al comunicado que el lunes pasado emitió la entidad. En rigor, aquel día la SRA había sido más punzante con las autoridades nacionales y provinciales ."La mezquindad de la acusación responde sin duda a algún tipo de resentimiento político, pero nada tiene que ver con la gravísima inundación", había sostenido la entidad en un comunicado.

La Asociación Regional de Productores de Areco (ARPA) había calificado de "temerarias" e "injustas" las reacciones del oficialismo y sostenido que si hubiera habido canales construidos en forma ilegal, éstos debieron haber sido detectados por la Dirección de Hidráulica provincial. Los productores explicaron que uno de los motivos de la inundación, además de las copiosas lluvias caídas en pocos días, fue la falta de realización de obras de infraestructura para permitir el desagote de las aguas desde el Oeste hacia el río Paraná.

El gobierno bonaerense envió a tres ministros a sobrevolar la zona afectada por la crecida del río Areco, quienes ratificaron la acusación del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, respecto de la responsabilidad de los productores en la construcción de canales en forma irregular para desagotar el agua de los campos.

Comentá la nota