Crece el interés de los tucumanos por los 0 km

Potenciales compradores acudieron a las concesionarias que, pese a la falta de certezas, recibieron señas para reservar los vehículos. Gran movimiento en los locales de venta de la provincia. Hubo muchas consultas, pese a la falta de definiciones.
El plan nacional de estímulo a la industria automotriz parece haber prendido finalmente entre los tucumanos. Ayer, las concesionarias se vieron abarrotadas de público interesado en sumarse a la iniciativa. En algunas se tomaron muchas señas para reservar las unidades, mientras que en otras decidieron esperar para poder dar la información definitiva al cliente.

“En dos días hubo casi 100 personas que dejaron una seña para que les reservemos el vehículo”, explicó Liliana Ballesteros, asesora de ventas de la concesionaria Volkswagen. Carolina, vendedora en Piazza, comentó que sólo en la mañana de ayer completó seis carpetas.

Los consumidores quieren aprovechar la oportunidad que les ofrece el Gobierno. En diferentes concesionarias de Tucumán, gerentes, vendedores y clientes confirmaron que el enorme movimiento se debió casi exclusivamente al inicio del proyecto del Poder Ejecutivo nacional.

De acuerdo con lo que explicó Pedro Cisneros, gerente de Piazza, cada día se difunden más detalles sobre la operatoria. Un requisito que falta para volver operativas las ventas es determinar qué entidad financiera intervendrá con el fin de facilitar los créditos. La otra duda fundamental pasa por clarificar desde cuándo es necesario que el cliente no haya patentado un 0 km. El anuncio oficial se refirió a la compra del primer auto nuevo; sin embargo, las últimas declaraciones oficiales y la presión del sector automotriz llevan a suponer que el requisito será no poseer un 0 km desde 2002. Julio Quesada, gerente general de Gemsa, admitió que aún se desconoce cómo se realizarán los cierres de las operaciones. Esa incertidumbre ocasionó que las reacciones no fueron iguales en las concesionarias.

Visiones

Los clientes que se acercaron a los puntos de ventas esperanzados con la propuesta pero se desilusionaron al hablar con los vendedores. “Hay que ser dueño de una vivienda, o conseguir un codeudor propietario, y hoy son pocos los que quieren poner el hombro para ayudar a otro”, dijo Sebastián Gil, tras enterarse de los requisitos. Agregó que no tiene dudas sobre la calidad de las unidades incluidas en el plan, pero sí entiende que son automóviles de los denonimados “base” (con equipamiento mínimo). “Tener $ 3.000 mensuales como ingreso mínimo no es poco”, sostuvo, algo molesto, Fabricio Quiroga.

En Ford también se registró un gran cantidad de consultas. “Los interesados deben tener un ingreso real comprobable cercano a los $ 4.400 para acceder a nuestras ofertas; muchos docentes del interior están en esa situación”, dijo Roberto Manzarazz, vendedor del local.

Los requisitos básicos

Del plan “Impulso a la primera motorización”, quedarán excluidas aquellas personas que quieran sustituir su actual vehículo por un 0 km.

Los ingresos desmotrables deben ser tales que el 30% sea suficiente para atender las cuotas previas y/o las del préstamo.

El programa establece dos modos distintos de acceso al financiamiento: ahorro previo o créditos prendarios; y dos oferentes; terminales y el sistema bancario.

El auto se entregará por sorteo dentro del primer año de adhesión, y a partir de entonces la cuota se ajustaría con el valor del vehículo comprado.

Existe la opcion de pagar el 20% del precio del auo de contado y, de esta forma, adquirir el vehículo en el acto.

Se ofreceran dos tipos de créditos prendarios, ambos a un plazo de 48 meses o cuotas fijas los primeros 12 meses, y variables los restantes.

Se calcula que la tasa fija será del 11% anual, más el spread (lo que el banco recibe por la intermediación), que rondará entre el 3% y el 5%, según la entidad crediticia.

Los planes a 60 cuotas, tendrán que ser abonados de la siguiente manera: las 12 primeras deberán ser pagadas por el cliente en la modalidad que prefiera -todas juntas, de a dos o tres-; mientras que el resto será financiado.

Los fondos para la financiación de los autos provendrán de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses).

Las cuotas iniciales oscilarán entre$ 721 y $ 1.331, según anticipó el anuncio del Ejecutivo nacional.

Comentá la nota