Crece el interés por el nuevo circuito turístico del río Bermejo

La franja del extremo oeste formoseño por donde escurre el río Bermejo que hace algún tiempo fue incorporado dentro de un nuevo circuito turístico demarcado por quienes lo navegaron, despierta cada vez más interés, tanto por sus bellezas naturales como por la posibilidad concreta de hallar en sus barrancas restos fósiles.
Se recordó justamente que hace un par de meses atrás, y por el lapso de una semana, organizado por la Dirección de Patrimonio Socio Cultural, amantes de la naturaleza y de la recuperación y preservación de nuestras riquezas arqueológicas, como también de fortalecer nuestros atractivos turísticos, estuvieron navegando en piraguas la franja del río Bermejo desde el paraje Santa Rita a Sumayén, incluyendo el curso del Teuco.

Guías experimentados tomaron parte del periplo, en cuyo desarrollo se hallaron improntas de vegetales que tras ser clasificados y resguardados, serían enviados al Registro Nacional, cumpliendo así con su objetivo de localizar nuevos restos fósiles y aportar nuevos ejemplares a la colección de paleontología del futuro Museo de Ciencias Naturales Provincial.

Asimismo, se hizo un plano del itinerario y se documentó todo el recorrido.

Llamó la atención en esta travesía la riqueza avícola: flamencos, chajá, tuyuyú cuartelero y gran cantidad de pájaros de diferentes colores, bandadas de loros, pato picaso, como así también se observó la forma de pesca de los originarios de esta tierra que aún mantienen sus costumbres ancestrales, en donde la pesca es abundante, con grandes surubíes y dorados.

Esto permitió valorar nuevamente la belleza del paisaje natural formoseño, donde se observa la diversidad en el paisaje con enormes potencialidades para ser aprovechados en el turismo aventura, de observación, para el deporte y para los conocimientos científicos.

Se aludió a que el río Bermejo es un curso en formación, con cauce inestable y muchos meandros torrentosos, que arrastran sedimentos del suelo, hojas y troncos. Del mismo modo, se señaló la rica flora y fauna avícola: flamencos, chajá (grandes bandadas de pájaros de colores), lo que realmente invita a hacer volar la imaginación.

"Despierta indudablemente este río el interés de investigadores, paleontólogos, profesores, científicos y turistas por develar los secretos que esconde, con hallazgos interesantes en la zona de restos fosilizados de animales prehistóricos que habitaban estos lugares y de improntas de vegetales", fue marcado.

En el recorrido de su cauce se descubre la existencia de especies herbívoras y carnívoras de la Era Cuaternaria, que fue justamente uno de los objetivos principales de esta travesía, que consistió en la búsqueda de restos fósiles, en marcar un circuito turístico, las distancias y los lugares para acampar, en encontrar los animales y vegetales que habitan hoy en el suelo y en el agua, en los tramos a recorrer en distancia y en tiempo y ver las especies en extinción.

Finalmente, se explicó que si bien la organización de este recorrido estuvo a cargo de la Dirección de Patrimonio Socio Cultural, hicieron también su aporte las Subsecretarías de Deportes y la de Comunicación Social, el área de Fauna del Ministerio de la Producción, la Municipalidad de Villa Escolar, el grupo GEAR de la Policía de la Provincia y la Asociación Formoseña de Natación.

Comentá la nota