Crece la influencia de un ex "monto" en la política de seguridad de Scioli

Crece la influencia de un ex "monto" en la política de seguridad de Scioli
No ocupa un cargo formal pero se transformó en un asesor clave del gobernador. Montoya se reunió con él cuando le ofrecieron el Ministerio del área, pero no aceptó su injerencia.
Al ingresar a sus oficinas de Puerto Madero, varias fotos ilustran una amistad de años. Sin embargo, en el último tiempo y ante la escalada de inseguridad en el Conurbano bonaerense, la relación entre el ex jefe montonero Mario Montoto y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, también se trasladó al plano de la gestión. El mandatario convirtió al hoy empresario en uno de sus principales consejeros en materia de seguridad.

Montoto no sólo está involucrado en esta área como hombre de negocios (es propietario de Codesur, una red de vigilancia que tiene cámaras montadas en varios distritos), sino que ahora se sienta con Scioli para asesorarlo sobre el área más caliente de la provincia. El Gobierno admitió a PERFIL que las últimas recomendaciones que dio Montoto se produjeron hace dos semanas en la sede porteña del Banco Provincia. De este encuentro también participó el ex titular de ARBA Santiago Montoya, a quien el gobernador le habría ofrecido hacerse cargo de la cartera de Seguridad, hoy conducida por Carlos Stornelli.

El ex abogado de Mario Firmenich sostuvo por intermedio de sus voceros que "no hubo ninguna reunión formal ni de trabajo", sino que ese contacto fue producto de un encuentro "casual". De este modo, buscaron bajar el perfil de la reunión. Pero una filtración informativa, producto de un error involuntario del equipo de comunicación, permitió confirmar en boca de Montoto que hubo una "conversación que se dio en el marco de un intercambio de opiniones sobre seguridad" (ver recuadro). Después de este encuentro, Montoya informó que no aceptaría ocupar el cargo. El contenido de la reunión permanece en reserva, pero sí trascendió que el ex titular de ARBA no se sintió cómodo en la situación de tener que acordar aspectos de la gestión en seguridad con Montoto, a pesar de que no tiene un cargo formal.

Consultado por PERFIL sobre su rol en el Gobierno provincial, Montoto contestó: "No soy funcionario, no lo he sido nunca y no creo que vaya a serlo. Soy amigo personal del gobernador Daniel Scioli, como de otros gobernadores del oficialismo y la oposición. Si hay alguno de ellos o cualquier otro funcionario que me pida una opinión sobre la problemática de la seguridad, se la voy a dar con mucho gusto".

Negocios. Pese a que el matrimonio presidencial lo dejó afuera del Plan de Seguridad Ciudadana, Scioli continúa al lado de Montoto y logró que algunos municipios contraten el servicio de seguridad que ofrece el ex montonero. El 7 de octubre pasado se mostraron públicamente juntos durante un acto organizado por la revista DEF, propiedad del empresario. Allí, pese a que estuvo presente el ministro de Defensa de Brasil, Nelson Jobin, no hubo representación del Gobierno nacional. En cambio, estuvo presente en la charla el hermano del gobernador y ex secretario general de la Gobernación, José "Pepe" Scioli. Ya durante el lunch, llegó el mandatario bonaerense con su equipo de prensa para fotografiarse junto al empresario. A este evento también asistió Daniel Hadad, con quien compartiría algunos emprendimientos.

Pese a que Montoto está perdiendo parte del negocio de las cámaras de seguridad en la Provincia en manos de TIS (el 6 por ciento de las acciones de esa compañía pertenecerían al empresario de medios Sergio Szpolski), ya tiene un nuevo sistema de vigilancia con el que buscará conquistar al Gobierno bonaerense.

Se trata de un Sistema de Posicionamiento Global (GPS) sin dependencia de los satélites estadounidenses. Montoto también busca introducir este sistema en Brasil. El empresario goza de buena relación con el gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral, con quien ya hizo acuerdos para publicar un libro sobre seguridad. Cabral y Scioli serían los primeros en aprobarlo. Además de la amistad con Montoto, los dos gobernadores comparten políticas de seguridad. En marzo de 2008, el mandatario bonaerense y su par carioca firmaron un convenio de cooperación, un compromiso de colaboración entre ambas jurisdicciones por un plazo de tres años en la lucha contra el crimen.

Comentá la nota