Crece la incertidumbre por el impacto que puede producir la estación depuradora de aguas residuales

Con el fin de ampliar la obra del emisario submarino de Mar del Plata, la Legislatura bonaerense dio media sanción a un proyecto de ley para la expropiación de un inmueble de 187 hectáreas ubicado unos 500 metros al norte de la actual Planta Ingeniero Baltar. Mientras tanto, los habitantes aledaños al predio que se pretende expropiar continúan con su reclamo de un estudio de impacto ambiental ante la posibilidad que se "afecte la calidad de vida de los vecinos".
Tal como lo adelantó 0223.com.ar, a mediados de octubre, vecinos de Félix U. Camet reclamaron al gobierno municipal la realización de un estudio de impacto sobre la obra a realizarse en proximidad al barrio en el señalado predio, en los denominados trabajos de ampliación y reacondicionamiento de la planta de tratamiento de efluentes cloacales de Mar del Plata.

Específicamente, los habitantes del sector expresaron su intención de conocer qué finalidad se le dará al predio de 187 hectáreas , si dentro del proyecto se planea la creación de una planta de compostaje para el tratamiento de los sólidos de la planta de tratamiento de tratamientos cloacales y en dónde se ubicaría la misma.

Sin embargo, a casi dos meses de la presentación, en los barrios Parque Peña, Féliz U. Camet y Las Dalias "reina la desinformación", según afirmó este miércoles el Dr. Fernando Pace, vecino del lugar.

En diálogo con este vespertino digital, el letrado dijo que "aún ninguna autoridad ha contestado nuestros requerimientos", motivo por el cual anticipó que volverá a enviar el pedido al intendente Pulti.

"Hasta el momento no tenemos datos precisos sobre lo que se va a realizar, nadie se acercó y nos preocupa que la obra no afecte a nuestra calidad de vida, que no incida sobre la población, algo que depende de cómo se haga y de las medidas de seguridad que se implementen", aseveró.

En tanto, si bien aclaró que "nadie está en contra de una obra de tal magnitud para Mar del Plata", consideró que "estos barrios también son parte de la ciudad y necesitamos saber precisamente qué va a pasar acá, porque esta debe ser una obra pública acorde al lugar en el que se va a instalar, que es entre tres barrios".

"Después de que se diera a conocer que el proyecto de expropiación había tenido media sanción en Diputados, muchos vecinos empezaron a preguntarse qué se iba a hacer allí, lo que denota el grado de desinformación que reina en los barrios", sentenció.

Comentá la nota