Crece el uso de fármacos y alcohol entre los jóvenes

Las consultas y los ingresos son cada más frecuentes en el Hospital Penna. Su director asociado, Luis Santarelli, asegura que la situación también se advierte en los centros privados.
Diecisiete, 22 y 30 años tienen los asistidos en el Hospital Penna por intoxicación aguda con alcohol y psicofármacos. Cada uno de ellos, sin vínculos entre sí, llegó al área de Emergencias, entre las 23 del martes y las 6.30 de ayer, sin que mediaran hechos delictivos.

El hecho sorprende por tratarse de un día de semana, pero resulta cada vez más frecuente en las madrugadas de los sábados y domingos, cuando las consultas y los ingresos se multiplican, sobre todo de adolescentes.

El director asociado del Penna, doctor Luis Santarelli, sostiene que el incremento de los excesos en los consumos de alcohol y sustancias estimulantes se advierten tanto en el nosocomio, donde presta servicios desde hace más de 20 años, como en los privados.

Santarelli recuerda que el alcohol y los psicofármacos son depresores del sistema nervioso, pero en un primer momento, al inhibir los centros corticales, generan una sensación de pseudo estimulación. Al seguir actuando, aumentan la graduación en sangre y pueden afectar las funciones respiratorias y/o la cardiovascular.

"Se afrontan muchas situaciones límite, porque a veces la depresión respiratoria es tan importante que, para mantener las funciones vitales, por caso la frecuencia cardíaca y la presión arterial, se debe acudir al respirador artificial", agrega.

Al cabo de su trayectoria en el Penna, Santarelli señala que ha visto de todo tipo de casos, pero concluye que en los últimos tiempos creció el consumo de bebidas alcohólicas y de sustancias alucinógenas y de mezclas con tranquilizantes menores.

"Al sector de Emergencias llegan los intoxicados agudos que son traídos por sus amigos o familiares. Pacientes de clases baja y media, por tratarse de un hospital público, pero este mismo problema también se ve, sin duda, en los privados", asegura.

El tratamiento primario enfoca la intoxicación aguda, clínica o pediátrica, según la edad del asistido. Después, se trata de establecer si hubo intencionalidad manifiesta. Si es así, toma intervención el servicio de Salud Mental en forma directa, a través de Psicología, o del Centro de Prevención de las Adicciones. De limitarse al exceso, sólo se trata la intoxicación.

El director de Hospitales de la Provincia, Sergio Alejandre, precisó la semana anterior que en el Conurbano bonaerense, la atención por casos de intoxicación, principalmente con alcohol, crece entre 400 y 500 por ciento los sábados y domingo, en comparación con el resto de los días.

El relevamiento se cumplió en los distritos de San Fernando, Tigre, Moreno, Quilmes, La Plata y La Matanza, donde se constató que el rango de edad de los intoxicados que requieren atención médica abarca una franja que llega hasta los 40 años. El pico se da entre los 18 y los 30.

La cartera de Salud bonaerense alerta que el alcohol está de por medio en el 55 por ciento de los accidentes en la vía pública.

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, reconoció este mes que el alto consumo de alcohol está "haciendo pedazos a la juventud" de todo el país y adelantó que se impulsarán políticas de control más duras, principalmente sobre los comercios que venden esas bebidas a menores de edad.

El funcionario destacó que en la encuesta realizada para estudiar el mapa del consumo de sustancias psicoactivas en la Argentina, se detectó que el alcohol es el principal problema de las 24 jurisdicciones del país, no sólo en el área metropolitana.

Tabaquismo

El taller grupal sobre tabaquismo comenzará esta tarde, desde las 14 a las 16, en el Centro de Prevención de las Adicciones (Humberto Primo 338).

La actividad integra el tratamiento psicoterapéutico y una parte técnica en la que se desarrollan diferentes habilidades para dejar el consumo de tabaco y mejorar la calidad de vida.

Los encuentros, ocho en total, están a cargo de especialistas del CPA. Mayores informes, de lunes a viernes, de 9 a 14, en la citada dirección o en el teléfono 454-2131.

En todo el país

77 por ciento de los jóvenes que salen con amigos o bien a bailar, consumen al menos un tipo de bebida alcohólica, especialmente cerveza, y este porcentaje se incrementa en el caso de los varones (85 por ciento) y entre los porteños (90).

Estos datos surgieron del estudio "Apuntes sobre los jóvenes y el alcohol en sus salidas" que efectivizó la encuestadora IBOPE Inteligencia entre 600 jóvenes de entre 18 y 24 años de la Ciudad de Buenos Aires, 24 partidos del conurbano, Córdoba, Rosario, Mendoza, La Plata, Tucumán, Mar del Plata, Santa Fe, Salta y San Juan.

Comentá la nota