Crece el escándalo por los hinchas acusados de secuestrar dos micros

Los detuvieron el domingo por secuestrar dos micros del grupo 2. Un senador denuncia que los choferes prestaron servicios con unidades del Estado. Derechos Humanos investiga si hubo apremios.
El escándalo por los hinchas del club Deportivo Guaymallén que quedaron imputados por secuestrar dos micros es cada vez más confuso.

Según ellos, habían alquilado los buses de la Empresa Provincial de Transporte (EPTM) y la policía los detuvo sin justificación, aunque entre los detenidos se encontraron armas. Según la EPTM, no alquilaron los micros porque se les negó esta posibilidad. .

Según el senador demócrata Carlos Aguinaga, quien hizo un pedido de informes esta mañana, los choferes contrataron el servicio de micros y la policía los custodió. Pero cuando la EPTM denunció la desaparición de dos unidades los choferes cambiaron la versión para no ser sancionados.

Mientras tanto, Derechos Humanos de Guaymallén pedirá un informe al Ministerio de Seguridad por el accionar de los efectivos de la comisaría Novena, donde quedaron demorados 140 hinchas acusados de amenazar con armas blancas a los choferes. Los hinchas esta mañana denunciaron que fueron golpeados y maltratados por la policía.

“Las pruebas son lo que cuentan los chicos que vivieron allá adentro y ellos muestran algunos moretones. Habrá que investigar y ver si de verdad fueron golpes que tuvieron dentro de la comisaría”, dijo Pablo Gareca, titular de Derechos Humanos de Guaymallén. Los hinchas, que causaron destrozos en los micros, dicen que en realidad tuvieron que romper todo porque les echaron gases.

“Ellos dicen que cuando detuvieron el colectivo los dejaron encerrados y les echaron gas pimienta, y ahí rompieron las ventanas. Dicen que en la comisaría también, los tuvieron en un patio cuando llovía y les echaban gas pimienta”, aseguró el funcionario.

La Empresa Provincial de Transportes admite que los hinchas pidieron dos micros, pero se les negaron porque son unidades del Estado. Por eso, los hinchas dicen que arreglaron directamente con dos choferes que accedieron a llevarlos. Ahora la justicia investiga quién tiene la razón en este escándalo.

Comentá la nota