Crece la capacidad de generación en Córdoba y el país

En la provincia se incrementará 14 por ciento hasta fin de año, mientras que a nivel nacional se inauguraron 34 centrales térmicas en los últimos 12 meses.
Revirtiendo el estancamiento de casi una década, en los últimos dos años comenzó a crecer de manera sostenida la oferta de generación de energía eléctrica, tanto en Córdoba como a nivel país, por ahora centrada en la inauguración de obras de generación térmica. Entre fines del 2008 y de 2009, la capacidad de generación eléctrica instalada en Córdoba se habrá incrementado el 14 por ciento, desde los 2.131 MW que mantuvo durante casi toda la década. De este total, alrededor del 40 por ciento (120 MW) corresponde a la ampliación de una central térmica de capitales privados, la Modesto Maranzana, mientras que el resto (170 MW) corresponderá a la inauguración de la primera de tres turbinas de la central térmica de Pilar, prevista para noviembre próximo.

Asimismo, durante el último año, la capacidad instalada habilitada para la generación de energía eléctrica creció en el país en 1.615 MW, o el equivalente al seis por ciento de la capacidad instalada total, según la última información de Cammesa. Todo el incremento de la generación se debió a inversiones en energía térmica, sin embargo, con la inauguración de Atucha II, prevista para fines de 2010, la capacidad de generación crecerá otros 740 MW, más allá de las nuevas inauguraciones de centrales térmicas previstas para los próximos dos años.

Privados y estatales

En Córdoba, en tanto, se prevé que la central de Pilar comience a operar la primera de sus tres nuevas turbinas en noviembre próximo. Vale recordar que el 6 de febrero llegaron a esa central dos turbinas de gas de marca Siemens, que se completarán con una de vapor, para incrementar la capacidad instalada a 460 MW, lo que la convertirá en una de las centrales térmicas más grandes del país dentro de unos 18 meses. Para tener una idea de la dimensión que cobrará Pilar, hay que destacar que la Central Nuclear de Embalse tiene una potencia instalada de 648 MW.

La inversión total en Pilar es de 1.700 millones de pesos y está financiada con recursos provinciales, a través de la EPEC y el Estado y de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses), pero su magnitud permitiría abastecer a alrededor de 2,5 millones de personas, por lo que significará un gran paso hacia la recuperación del autoabastecimiento en la provincia.

A esta gran inversión habría que agregarle la central Isla Verde, administrada por Enarsa, que desde mayo del año anterior está funcionando con una capacidad instalada de 25 MW.

Pero la inversión en la ampliación de la capacidad de generación no sólo es patrimonio estatal. La central Modesto Maranzana (propiedad de Generadora Mediterránea, del grupo Albanese) aumentó su capacidad en el último año de sólo 68 MW a 188 MW con la autorización otorgada para la operación de dos generadores de gas. De esta forma, esta central térmica se convirtió en la segunda más potente de la provincia, detrás de Pilar.

A nivel nacional, entre junio de 2008 y junio de 2009 se autorizó a operar a 34 nuevas centrales térmicas; de este total, 23 correspondieron a pequeños generadores administrados por Enarsa, con una capacidad combinada de generación de casi 294 MW, casi todas ellas con motores Diesel. Estas centrales, además, están distribuidas a lo largo de casi todo el país y, según los expertos, sirvieron para "parchar" las deficiencias hasta que madurasen los grandes proyectos. Al respecto, las dos nuevas grandes centrales térmicas, Timbúes (General San Martín) en Santa Fe, y General Belgrano, en Campana (Buenos Aires) está previsto que tengan una capacidad máxima de 1.600 MW, es decir, casi tres centrales de Embalse.

Comentá la nota