Crece la apropiación de terrenos fiscales

Aseguran que, con pocos requisitos, particulares se hacen quedar tierras estatales.
Apropiarse de terrenos fiscales no sólo es fácil sino que, utilizando una figura legal que demanda un trámite relativamente simple en la Justicia, la única condición es que el interesado cuente con alrededor de 8 mil pesos, que es el costo del proceso. Una persona que conoce la cuestión a fondo es el jefe de Catastro de Tinogasta, Adrián Rubio, quien al ser consultado dijo que esta modalidad se da hace años y que puso en alerta a todos los gobiernos municipales para que protejan los terrenos, pero que "nunca se interesaron por el tema". "Lamentablemente, se encuentran terrenos que están a nombre de la Provincia o el Municipio, y no se les dan la utilidad necesaria. Cuando los necesitamos para construir un barrio o hacer erradicaciones de ranchos, los pocos terrenos que figuran a nombre del Estado los ocupan particulares, y con el solo hecho de pagar los impuestos y ponerse al día, luego pueden hacer una mensura de prescripción adquisitiva con un abogado (que antes se llamaba de posesión veinteañal), y es un trámite que luego va a la Justicia. A ella se le presentan las pruebas fehacientes de que están pagando los impuestos y se realiza una sentencia definitiva a favor de quien está pagando los terrenos y se los escritura", comentó.

Asimismo dijo que "Por ahí, me parece, hay falta de interés de los gobiernos locales en amparar estos terrenos, porque sólo bastaría con hacer un listado de las propiedades del Estado nacional, provincial y municipal, y hacer una presentación en la Justicia para tratar de protegerlos".

El funcionario dijo que actualmente hay "terrenos fiscales que ya se encuentran mensurados por particulares, y están en trámite o en vía de escrituración".

Comentá la nota