Crearon una oficina judicial por la violencia doméstica

Lo decidió la Corte Suprema de Justicia de la provincia de modo que esta problemática tenga un tratamiento interdisciplinario.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación dispuso la creación de la Oficina de Violencia Doméstica (OVD). Se trata de un nuevo espacio institución que se dedicará a trabajar desde un enfoque interdisciplinario esta problemática que se acrecienta de manera alarmante en la sociedad. Uno de los principales objetivos, previsto en la acordada 810/09, será el de facilitar el acceso a la justicia a aquellas personas que se encuentran atravesando situaciones de violencia familiar.

Es dable reconocer que la Corte de Tucumán viene trabajando desde hace más de un año, en el análisis de la temática.

En agosto del año pasado, en una reunión que mantuvo la Junta Permanente de Cortes y Superiores Tribunales de Justicia del NOA, en la ciudad de Rosario de la Frontera, los magistrados representantes de cada provincia emitieron un pronunciamiento en el cual se explicitó el compromiso de los Poderes Judiciales con la atención de los casos de violencia doméstica. Ese encuentro fue el disparador de las propuestas de trabajo que se realizaron desde allí y hasta el presente. En ese marco, es digno destacar algunas acciones tendientes a mejorar los procesos judiciales referidos a esa problemática desde la Corte de Tucumán, considerando la responsabilidad que le cabe a todos los Poderes del Estado en la materia.

La tarea de la Oficina de Violencia Doméstica se enmarca en lo dispuesto por las leyes nacional 26.485 y provincial 7.264, sin excluir la competencia de los defensores oficiales, ni de los servicios gratuitos dependientes del Colegio de Abogados de la provincia y de la Facultad de Derecho de la UNT. También facilitará el trámite jurisdiccional, al proporcionar al órgano judicial que fuera a intervenir, información precisa sobre la situación que la persona relata, facilitándole a la vez un informe del nivel de riesgo que la misma presentare.

Pasos previos

Varias fueron las acciones que desplegó el máximo tribunal de la Justicia tucumana para mejorar el tratamiento de esta problemática. Vale rescatar, en tal sentido, que en el fuero Civil en Familia y Sucesiones se implementó en los juzgados del Centro Judicial de la Capital, atención al público en horario vespertino, entre otras medidas.

En materia de capacitación se realizaron talleres en el mes de septiembre de 2008 con magistrados y funcionarios de Fiscalías de Instrucción y Juzgados Civiles en Familia y Sucesiones, Defensorías Oficiales, profesionales del Gabinete Psicosocial y del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia, para trabajar sobre tres cuestiones claves: La competencia civil y penal en los casos de violencia doméstica; la legislación vigente en el plano nacional y provincial así como los tratados internacionales; y las dificultades detectadas en el cumplimiento de las medidas dispuestas para la protección de las víctimas.

En el Fuero Penal se está ejecutando un programa de gestión judicial que ha sido aprobado por acordada del mes de diciembre de 2008, con el propósito de mejorar los procesos de trabajo y los índices de productividad del sistema judicial. Se comenzó con las Fiscalías de Instrucción como experiencia piloto

Acuerdo de Poderes

La puesta en marcha de la OVD forma parte de la política institucional adoptada por la Corte Suprema de Justicia a partir de lo convenido en los documentos que se han firmado en el corriente año, por un lado, con la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el pasado mes de abril y por otro, entre el Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial de las provincias de Jujuy, Salta, Santiago del Estero, Catamarca y Tucumán, convencidos de que la violencia doméstica es un problema social grave que requiere de respuestas urgentes por parte del Estado.

De conformidad con lo establecido en ambas actas, se ha realizado el pasado viernes 18 de septiembre, en la sede del Centro de Especialización y Capacitación Judicial, una jornada sobre violencia doméstica, que estuvo a cargo Fernando Ramón Ramírez, juez del Tribunal Oral Federal N. 9. En dicha oportunidad, el magistrado disertó sobre violencia de género, violencia doméstica y los antecedentes del proyecto de creación de una oficina para la atención de esos casos, considerando su experiencia e intervención en la creación y puesta en funcionamiento de la OVD que funciona desde hace más de un año en el ámbito de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Comentá la nota