Crearán la Guardia Civil Urbana para colaborar en tránsito, minoridad y seguridad

“El objetivo de la Guardia Civil Urbana es trabajar en el área de seguridad y tránsito; para prevenir, disuadir conductas complejas, actuar como auxiliar de la policía comunal, de la Dirección de Tránsito, y estar atentos a movimientos extraños que puedan tornarse en problema”, definió el secretario de Seguridad, Hugo Kübler, sobre el servicio que en pocos días esperan tener en marcha, y para el que capacitarán a 20 hombres.
El intendente lo anunció en los últimos días, y de acuerdo con lo consignado por Kübler, lo quieren en marcha en poco tiempo: “este verano”, dijo.

El funcionario subrayó que el nuevo servicio estará bajo su responsabilidad. “Trabajará en conjunto con los inspectores de tránsito, con la policía, o en forma aislada. Se ocupará de las cuestiones que hacen al control urbano. Esto incluye el tránsito, pero también situaciones que hacen a minoridad, a la convivencia. “En lugares que pueden ser punto de conflicto queremos que esté la Guardia Civil Urbana con sus móviles, con su personal, con un principio de disuasión, de contención”.

“Además estarán vinculados con la Dirección de Tránsito y la policía”.

Kübler consignó que “queremos que la Guardia patrulle la zona céntrica, así como otros puntos neurálgicos, sugiriendo el orden, y colaborando activamente con cuestiones que son clave para la seguridad interior de la ciudad”.

-¿Cuánta gente integraría la Guardia?

-Queremos incorporar 20 hombres. La idea es que tengan uniforme que los haga claramente identificables, así como los móviles, para que el ciudadano los reconozca y requiera su ayuda cuando lo necesite.

Estarán conectados con servicio de radio con la policía y la Dirección de Tránsito.

-En tránsito casi actuarían como inspectores…

-Van a poder hacer infracciones, ayudarán con el control, pero no se ocuparán sólo de ello.

-¿Cuándo creen que se podrá implementar?

-Estamos trabajando activamente y estimamos que la semana próxima estaremos llamando para que se presenten los aspirantes.

Recibirán capacitación, y queremos que en el verano estén trabajando.

Es fundamental la instrucción que van a recibir. Queremos que sea intensa, porque necesitamos que pronto estén en la calle.

Hay problemas que tenemos ahora, y que queremos darle solución.

Para ello queremos gente muy bien preparada, bien educada, con un alto sentido del valor de su función pública, para que estén muy atentos a algunas conductas que nos preocupan. Es una medida, no la solución, pero la presencia de la Guardia es una acción tendiente a disuadir estas conductas que generan inquietud en la comunidad, a las que hay que ponerles un límite.

-¿Se refiere a la problemática de la minoridad?

-Es una de las cuestiones. Creemos que la participación de una Guardia Civil Urbana, colaborando con la policía, es importante.

En el tema de la minoridad nosotros nos manejamos con una realidad, y creemos que la presencia de la Guardia Civil Urbana dará respuesta.

-Por lo que se sabe hay un serio problema de reincidencia…

-Hay algunos menores que este año ingresaron (a la comisaría) más de 50 veces por problemas con la Justicia.

A veces está la sensación de que la policía no hace nada. Pero no es así, la policía hace lo que tiene que hacer: los retira de la situación de riesgo y se los entrega a los padres.

Lamentablemente reinciden. Estamos trabajando en el aspecto social con cada uno de los chicos.

Creo que en Argentina hay un debate que tiene que ver con la presencia de los institutos y su rol.

Hemos abandonado un sistema de patronato para ir a un sistema de desinstitucionalización, pero me parece que hay algo que quedó en el camino.

Entiendo que hay casos en los que la institucionalización tal vez no es la mejor solución, pero es la única solución.

Son decisiones que escapan a nosotros. Mientras tanto, en control urbano, tomamos algunas medidas que creemos que darán resultado.

Comentá la nota