Crearán un fondo para garantizar la próxima campaña agrícola.

Lo definieron Capitanich y Aguilar, en una reunión en Buenos Aires con Débora Giorgi y Carlos Cheppi. Además buscarán compensar a más de 1.600 girasoleros afectados por la sequía con un apoyo financiero de hasta 200 pesos por hectárea.
El gobernador Jorge Capitanich y el ministro de Economía, Producción y Empleo, Eduardo Aguilar, se reunieron con la ministra de la Producción de la Nación, Débora Giorgi, y el secretario de Agricultura de la Nación, Carlos Cheppi, encuentro que sirvió para dar paso a la creación, mediante la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), de un fondo crediticio para garantizar la próxima campaña agrícola. Además buscarán compensar a más de 1.600 girasoleros afectados por la sequía con un apoyo financiero de hasta 200 pesos por hectárea.

Según explicó Aguilar, se construirá un fondo que permita financiar, por canales extrabancarios, créditos blandos a productores para la próxima campaña. Y se destinará una compensación para el girasol que implicará un fondo de 26 millones de pesos para cubrir las 130 mil hectáreas afectadas por el estrés hídrico (sobre un padrón de 1.641 girasoleros, en su mayoría pequeños productores). "Se buscarán recursos de distintas fuentes", resaltó.

Adelantó también que para el financiamiento destinado a garantizar la próxima siembra se buscará trabajar con la ANSES en la constitución de un fondo específico que permita, a través de la Fiduciaria del Norte, el otorgamiento de créditos con un plazo de gracia aceptable "debido a que los productores vienen con varios años de sequía".

Agregó que la iniciativa busca además "permitir el ingreso al fondo de aquellos productores que puedan no reunir todos los requisitos para el financiamiento bancario".

El titular de la cartera económica provincial remarcó que los funcionarios nacionales tienen un conocimiento cabal de la situación en que se encuentra la región y la provincia en particular, donde la rentabilidad no sólo se ve mermada por los efectos de la sequía sino también por los descuentos que se aplican como consecuencia del transporte hasta Rosario de la producción, "cuestión que habíamos logrado abordar con la resolución 125 pero su no aprobación impidió que la iniciativa prospere", concluyó.

Comentá la nota