Crearán un fondo ganadero con $ 10 millones

Para asistir a la castigada ganadería local, el gobierno provincial creará por decreto la semana próxima un Fondo Provincial Ganadero dotado de un presupuesto en torno a los $ 10 millones.
Con estos recursos, se concederán subsidios y líneas de financiamiento accesibles, para que, por un lado, los productores afectados puedan engordar y alimentar a sus vacunos, y, por otro, para que la producción de pasturas comience a desarrollarse en la provincia, informaron desde el Ministerio de Producción.

La ganadería en Mendoza atraviesa una de sus peores crisis con reducciones significativas de stocks (cayó 25% sólo en el último año, lo que implicó la pérdida de unas 120.000 cabezas) como consecuencia de magros precios, pérdida de rentabilidad y una feroz sequía que ya lleva casi 8 meses.

Frente a este escenario, desde el Gobierno están ultimando los detalles de lo que será un fondo provincial de ayuda a la ganadería que contará con unos $ 10 millones, informaron ayer fuentes del Gobierno provincial, desde donde explicaron que estos recursos provendrán de la Nación (por fondos adeudados a Mendoza) a los que se le sumarán otras fuentes de ingresos provinciales y reasignación de distintas partidas presupuestarias.

El gobernador Jaque solicitó a la Nación puntualmente que se le liquide a la brevedad a la Provincia parte del dinero adeudado en concepto del reintegro del 50% a las retenciones de las exportaciones vitivinícolas y frutihortícolas de 2009 que la propia Cristina Fernández había prometido devolver. El propósito es usar parte de este dinero para reasignarlo al sector ganadero.

Justamente para calmar la ansiedad, no sólo de los productores afectados sino también la de las autoridades de Mendoza por conseguir recursos, ayer visitó la provincia Julián Domínguez, ministro de Agricultura de la Nación.

Aunque el funcionario no concretó anuncios ni dio cifras dijo que tiene "la orden expresa de la presidenta Cristina Fernández de ayudar a solucionar los problemas ganaderos de la provincia. Haremos todo lo posible para cumplir con los compromisos y trabajaremos apoyando a la provincia". Igual sus dichos no colmaron las expectativas creadas y desde distintos sectores se criticó la falta de certezas en cuanto a cifras y plazos para que llegue a Mendoza la ayuda reclamada.

Las esperanzas locales están cifradas en que aún "restan liquidarse (por devolución de retenciones) del 2009 unos $ 24 millones para el sector frutihortícola (en el año se transfirieron $ 21 millones) que trataremos de percibir en estos meses para redireccionarlos a diferentes sectores como el ganadero. Además, de los $ 50 millones previstos para la vitivinicultura en 2009, unos $ 5 millones podrían también sumarse próximamente", dijo Raúl Mercau, ministro de Producción.

La idea de las autoridades provinciales es que unos $ 29 millones se giren a las cuentas provinciales para que una parte de este dinero pueda reasignarse con carácter de urgencia a asistir al sector ganadero.

En cuanto a los recursos provinciales que se dispondrán también para integrar el fondo provincial ganadero, una parte provendrán de los aranceles que se cobran por ingresar leches y carnes a Mendoza y el resto se conformarán con la recaudación de los servicios e impuestos al sector.

Por la tarde, la idea fue llevada por Domínguez y el propio Jaque a San Rafael, donde hubo un almuerzo con productores del Sur.

De prosperar, la semana que viene Jaque firmaría el decreto para crear el fondo y haría el anuncio. Mientras, se supo que aquellos productores que reciban ayuda tendrán que comprometerse, vía inscripción en un programa global de sustentabilidad, con el desarrollo del sector ganadero.

Además, aquellos que engorden sus animales en los centros regionales que proveerá el Gobierno, deberán hacerse cargo de un arancel. Para 2010, Domínguez recordó que en enero entrará en vigencia la ley de Emergencia Nacional Agropecuaria, que implicará recursos extra para la ganadería local

Comentá la nota