Crean secretaría para sumar a juecista Cáceres

La Secretaría se llamará de Relaciones Institucionales. No tendrá un paquete específico de temas para manejar, pero eso mismo le dará margen a Cáceres para involucrarse en cuestiones políticas importantes, como es el caso de las relaciones con el kirchnerismo.
El intendente Daniel Giacomino enviaría hoy al Concejo Deliberante una nueva reforma de la Orgánica de las Secretarías, cuya principal previsión será la incorporación con rango de secretario del juecista Marcelo Cáceres.

El proyecto que modifica por enésima vez el esquema del Departamento Ejecutivo Municipal, tiene esta vez una justificación política, aunque han sido tantos los cambios de la Orgánica que su oportunidad queda opacada por los bamboleos que en dos años le ha impreso Giacomino a su equipo de colaboradores.

Cáceres ya se había incorporado informalmente al equipo de Giacomino tras distanciarse de Luis Juez después de los comicios del 28 de junio. Incluso, ha acompañado al intendente en sus recientes incursiones en Buenos Aires en búsqueda de una ayuda económica extraordinaria (serían $ 20 millones) del gobierno nacional.

Sus críticas al inventor y patrón del Partido Nuevo se podían escuchar en sordina tras los pálidos resultados electorales, en particular por la tendencia del ideólogo del "fin del choreo" a rodearse de aficionados a la política, básicamente adulones que no le agregan nada a la capacidad -cuestionable o no, pero indudable- que tiene Juez.

Por supuesto, Cáceres, peronista al fin, tiene fina percepción de hacia dónde se corre el poder. Esto no porque perciba un corrimiento hacia Giacomino ni mucho menos, sino porque muy probablemente advierta que ya pasó el mejor momento de Juez y que el kirchnerismo tiene sobrevida política después de 2011.

Cáceres fue el último secretario de Gobierno que tuvo Juez en la intendencia y también integró fugazmente el primer equipo de Giacomino, cuando, tras ser vetado por Juez para seguir en Gobierno con sus sucesor, estuvo al frente de la Tamse durante los primeros meses de 2008.

La Secretaría a crearse se llamará de Relaciones Institucionales, sin cometido específico en el manejo de los servicios municipales pero, por eso mismo, con amplio margen para dedicarse a cuestiones políticas.

Los dos roles que surgen como probables son las relaciones, siempre difíciles, con el Suoem, y los vínculos con el kirchnerismo en Buenos Aires, en donde Cáceres mantiene algunas relaciones aceitadas, como es el caso de su amistad con el ubicuo Juan Carlos "Chueco" Masón.

Cáceres tiene a su esposa, Sandra Trigo, sentada en una banca en el bloque de concejales juecistas. Nada se ha dicho sobre un posible realineamiento de Trigo, pero no habría que descartar un encuadramiento distinto.

Este cambio de la Orgánica también incluiría una rejerarquización de la Subsecretaría de Transporte, a cargo de Gabriel Bermúdez, que pasaría a tener status de Secretaría, volviendo al esquema inicial cuando ocupó ese cargo la psicóloga Laura Villalba.

Comentá la nota