Crean un registro para controlar tatuajes y piercings

Por disposición del Ministerio de Salud, se abrirá un registro especial de tatuadores y centros destinados a ese fin, con el objetivo de prevenir enfermedades infecciosas que pueden llegar a ser mortales. Los tatuadores deberán tener aprobado un curso de bioseguridad y estar reconocidos por la Universidad Nacional de La Rioja. No podrán tatuar ni colocar piercings a menores ni realizar esas prácticas en rostros y genitales.
El Ministerio de Salud, a través de la Dirección de Evaluación de la Calidad en la Atención Médica anunció que se abrirá un registro especial de tatuadores y centros destinados a ese fin, con el objetivo de prevenir enfermedades infecciosas.

El director de esa área de Salud, Jorge Hünicken, comentó que esta acción no tiene como fin prohibir este tipo de expresiones, sino prevenir de enfermedades que pueden llegar a ser sumamente riesgosas y hasta en algunos casos mortales.

"La función de Salud Pública es ampliar la oferta de seguridad en medicina preventiva" aclaró el funcionario y agregó que debido a los múltiples rumores acerca de enfermedades trasmitidas por estos métodos se vieron obligados a proceder de esta forma.

La Ley 7.938 se promulgó en el año 2005, y establece el control de parte de salud publica de todos los locales donde se colocan piercing y se hacen tatuajes,

Si bien, no se tienen datos certeros en la provincia acerca de personas que se hayan contagiado de alguna enfermedad por el uso de piercing o por tatuarse, Hünicken comentó que fueron muchos los rumores sobre una persona que se habría contagiado de VIH SIDA a través del uso de tatuajes.

"No queremos que haya más comentarios acerca de personas que se hayan contagiado de enfermedades infecciosas severas" sentenció el médico.

Desde el Ministerio de Salud, comunican que sólo pueden ser tatuadores los mayores de edad y que hayan aprobado el curso de Bioseguridad reconocido por la autoridad de aplicación, en este caso, la Universidad Nacional de La Rioja.

La habilitación tendrá una validez de cinco años, a partir de la fecha de registro y una vez vencida, se deberá hacer un trámite de rehabilitación en Salud Pública de la provincia.

Otra de las condiciones que se dieron a conocer desde esa cartera política, es que los tatuadores sólo podrán desempeñar sus actividades en establecimientos habilitados para ese fin y se exige: sistema de provisión de agua potable, servicio de baños para tatuados y tatuadores accesible, lavatorio en sala de espera con agua potable y toallas descartables.

Además, que el área donde se efectúa el procedimiento debe estar separado del área de espera y que la iluminación del lugar sea la adecuada.

Por otro lado y respecto de las personas que se colocan piercing o se hacen tatuajes, indican que sólo se tatuarán las personas mayores de 18 años, presentando un certificado de vacunación antitetánica.

En el caso de menores de 18 años, se permitirá tatuarse a los jóvenes entre 15 y 17 años con autorización expresa de los padres o tutores, quedando prohibido tatuar y perforar zonas de cara y cuello, antebrazos y genitales.

En tanto, la ley establece que será obligatorio el registro de la firma del cliente autorizando el procedimiento y, el nombre y la firma de quien lo realiza.

Las penas que se aplicarán a los que no se encuentren en condiciones de realizar estas actividades, serán desde multas de dinero, hasta el cierre de los locales, según lo establezcan las autoridades competentes.

En este caso, Hünicken aclaró que si bien Salud Pública no tiene el poder policía para clausurar locales, establecerán contacto con otras áreas del estado con el fin de proteger a los ciudadanos.

Los tatuadores deberán acercarse hasta las instalaciones del Ministerio de Salud Provincial para realizar el registro correspondiente.

Por otro lado, el funcionario indicó que los tatuados o las personas que portan un piercing, según lo determinó el Centro Nacional de Hematología, no podrán donar sangre ni órganos. También es una prohibición en las áreas militares.

Finalmente, Hünicken señaló que el registro posibilitar más trabajo a los registrados, teniendo en cuenta que las personas se ven seguras ante esta situación e insistió "no estamos en la búsqueda de molestar a la gente, sólo de prevenir enfermedades, las que se ven y las que no también".

Comentá la nota