El cráneo atribuido a Hitler es de una mujer

LONDRES (ANSA).- Adolf Hitler (1889-1945) no se habría suicidado de un disparo y podría no haber muerto en un búnker, en Berlín, según una nueva investigación realizada por científicos estadounidenses.
De acuerdo con los expertos de la Universidad de Connecticut, que llevaron a cabo nuevos estudios de ADN, los fragmentos de un cráneo que durante décadas se atribuyeron a Hitler son en realidad de una mujer de menos de 40 años.

Nick Bellantoni, arqueólogo de esa universidad, declaró que el cráneo era "en realidad el de una mujer de entre 20 y 40 años". "El hueso parece ser muy delgado, los cráneos de los hombres tienden a ser más robustos. Y las suturas de los platos craneales corresponden más a alguien de menos de 40 años", añadió. En abril de 1945, Hitler tenía 56 años.

Los científicos e historiadores creían que Hitler se había suicidado de un disparo en la cabeza junto con su pareja, Eva Braun, luego de ingerir una pastilla de cianuro el 30 de abril de 1945, para evitar que ambos fueran capturados por las fuerzas aliadas.

El fragmento del cráneo, que muestra una marca de bala, fue sacado del búnker de Hitler en Berlín por los militares rusos y preservado durante años por la inteligencia soviética.

Aunque algunos historiadores dudaron de que se disparase a sí mismo, el agujero en el cráneo parecía consolidar la teoría inicial cuando fue presentado en Moscú, en 2000. Pero este nuevo descubrimiento cambió todo.

"La historia de la muerte de Hitler deberá ser reescrita como un misterio, y aquellos a favor de teorías conspirativas dirán que tal vez no haya muerto", escribió ayer el diario inglés Daily Mail , que publicó la investigación.

Comentá la nota