“La coyuntura y el proyecto deben analizarse por separado” .

 “La coyuntura y el proyecto deben analizarse por separado” .
El Ministro sostuvo que aunque sean “complementarias y convivan” deben abordarse en forma separada.
En la situación actual de la provincia, teniendo en cuenta la crisis financiera que atraviesa el mundo, deben tomarse dos aspectos por separados: el día a día y el proyecto a largo plazo. Este es el pensamiento del ministro de la Producción, Jaime Álvarez, quien sostuvo que deben analizarse en forma separada por más que “sean complementarios y se vivan en el mismo momento”.

El funcionario señaló que hay que diferenciar estas dos cuestiones puntuales, una es el corto plazo, marcada por la coyuntura. El otro aspecto a diferenciar en la provincia es el crecimiento que vamos a tener. “Hay que ir viendo de que va a vivir la provincia en 10, 15 y 20 años, y de que van a trabajar los chicos que terminan la secundaria cada año y se incorporan al mercado laboral”.

Álvarez señaló que según los analistas internacionales hay dos posturas con respecto a la crisis actual y su salida. “Algunos dicen que esta situación va a durar de 12 a 15 meses y saldremos, mientras que otros lo ven como una pre-crisis que será mucha más duradera, dicen cuatro o cinco años como mínimo y que va a ser muy profunda. Es en este marco que comenzamos a vivir desde hace tres o cuatro meses y esperamos que no exceda más allá del 2009 o principio del 2010”, auguró.

También recordó que esta crisis tomó a la provincia en un mal momento. “Sucedió cuando vendemos nuestros productos pesqueros, estábamos en plena esquila, es el momento de la venta de carne ovina y de la cosecha de la producción de cereza, o sea nos toma en mal momento justo de producción y comercialización”. En este sentido, Álvarez indicó que si la crisis hubiera ocurrido en febrero o marzo hubiera dado tiempo “a generar anticuerpos”, las medidas necesarias de coyuntura para solucionar esta situación. “Estamos tratando de palear la misma con la paciencia de los productores y los comercializadores, trabajando en forma conjunta”, añadió.

El panorama para el año que comenzamos a desandar “es muy difícil”. “¿Qué nos espera para el 2009? la provincia va a tener menos recaudación impositiva, va a tener menos ingresos por coparticipación al haber menos impuestos a nivel nacional, y como provincia también”.

Más adelante, el funcionario detalló la caída en los valores de las producciones locales: el oro pasó de U$S 900 la onza a 700, el barril de petróleo de U$S 150 a 40, la lana de U$S 3 a 2 el kilo, la carne ovina no ha tenido todavía un gran impacto pero también ha sufrido, la merluza de U$S 3000 a 2000 la tonelada. “Hubo una caída de una 30 a 40 % en los precios internacionales. ¿Cómo impacta esto de mayor a menor? En el mundo la gente retrae su consumo y guarda su peso, igual que hacemos nosotros, no generan gastos superfluos sino que están dirigidos a los mínimos y necesarios, comida, movilidad, educación y salud, eso se ve afectado a nivel internacional, en menor demanda de productos, en la mayoría de los productos exportables por parte nuestra, y al caer la demanda caen los precios internacionales y se ven afectadas nuestras exportaciones”, graficó.

La economía actual en este mundo globalizado funciona como un efecto dominó o cascada en el que, por lo general, la peor parte se la llevan los países de la periferia. Un resfrío en el corazón de las finanzas puede resultar una pulmonía en cualquiera de los países en vías de desarrollo y resulta que lo que ocurrió a nivel mundial no es un simple resfrío.

“Eso que pasa en los países de Europa, nos repercute a nosotros, Gregores, Las Heras, Pico Truncado, porque al tener esos valores en la lana, estamos perdiendo solamente en la producción lanera entre 10 a 15 millones de dólares este año, son 50 millones de pesos menos que no van a estar en las comunidades y que inciden también en las panaderías, fruterías, ferreterías, estaciones de servicios, también se verá en la intendencia con los ingresos de los impuestos municipales. Y estamos hablando de un producto solamente, lo mismo va a pasar con la pesca en Caleta Olivia, Puerto Deseado, y así con cada producción que sale de Santa Cruz”, precisó.

Comentá la nota