Coviserco será la primera entidad en recuperar tierras por la vía legal.

Los integrantes del Consejo de Administración de la Cooperativa de Viviendas Coviserco esperan sentar precedentes en Comodoro Rivadavia al recuperar los ocho lotes que poseen en el barrio Abel Amaya, que fueron usurpados hace algunas semanas. La entidad consiguió que la justicia libere una orden de desalojo y estiman que esta semana podría concretarse la liberación de las tierras destinadas a la construcción de viviendas familiares, para asociados que están pagando esos lotes.
El gerente de la cooperativa de viviendas Coviserco, Héctor Frei, comentó que cuando empezaron las ocupaciones y ellos averiguaron sobre la cuestión del desalojo, les dijeron que el mismo podría tardar entre 6 meses y 3 años. Ese pronóstico desalentó a los cooperativistas. Sin embargo, avanzaron con la presentación y lograron que un juez se expidiera efectivamente a su favor.

Ahora esperan provocar el desalojo por vía judicial con el apoyo de la fuerza pública, ya que mantuvieron un primer contacto con los usurpadores y estos se mostraron reacios a retirarse, pese a la advertencia de que se había formalizado una denuncia en su contra.

Cuando la gente de Coviserco intentó cercar el predio fue agredida por otros grupos que avalan a estos ocupantes y finalmente debieron retirarse con las máquinas ya que fueron objeto de agresiones varias. “Les comentamos que ese no era el camino para tener su casa, son gente joven, petrolera y dicen que están cansados de esperar, pero no fueron para nada amigables en su trato”, relató Frei en relación al contacto con los ilegales del Abel Amaya.

NO COMPARTIMOS LA FORMA DE OCUPACION

El predio está ubicado entre las calles Sargento García, Blas Rodríguez y Morón. “Nosotros compartimos la necesidad de la gente en cuanto a tener lotes para viviendas, pero no compartimos la forma, la manera compulsiva, ni que usurpen terrenos de cooperativas. Esto nos pone mal porque nosotros elegimos otro camino diferente a ellos”, señaló Frei.

También hizo un llamado a la reflexión a las autoridades municipales porque -según entiende- debe existir otra dinámica más ágil en la entrega de tierras, sobre todo para el caso de las entidades intermedias que así lo solicitan y que permiten contener en sus instituciones a aquellos vecinos que tienen la necesidad de una vivienda. En ese sentido, Frei comentó que esta cooperativa ha pedido nuevos lotes para construir, pero es difícil conjugar la fórmula que sea fiscal y factible de urbanizar.

Frei además evalúa que en estas ocupaciones se observa como coincidente el hecho de querer estar cerca del centro y por eso la gente busca terrenos bajo esa lógica. “Hay muchas entidades con propuestas asociativas y si el municipio observa que las áreas que se pueden urbanizar son muy amplias, se podría avanzar en forma conjunta a modo de emprendimientos”, sugirió.

Respecto al rápido logro de la orden de desalojo contra los “ocupas”, Frei sostuvo que es bueno que la justicia se expida y resuelva, “porque eso genera conciencia en los usurpadores”.

A modo de ejemplo comentó además que observa cómo es la dinámica de estos grupos y destacó: “están bien organizados y si se quisiera saber quiénes son los cabecillas, se los podría identificar porque si nosotros sabemos quiénes son, las autoridades también deben saberlo”.

Frei volvió a reiterar su pedido a las autoridades para que agilicen la entrega de tierras porque consideró que también se corre el riesgo de generar en la gente que sigue el camino legal un descreimiento en sus representantes, ya que algunos luego de varios años de espera todavía no tienen un terreno.

Comentá la nota