Coviar: El crédito del BID se demoró por las elecciones

La llegada del crédito de 50 millones de dólares del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar), había sido anunciada para julio, pero ayer los dirigentes dijeron que se demora por los cambios post elecciones en el gabinete nacional y que estará en uno o dos meses más. Este dinero, que hace tiempo espera el sector vitivinícola, será destinado a la integración de los pequeños productores con los empresarios bodegueros.
"No es culpa nuestra, la Coviar hace un mes que terminó la reglamentación y todos los deberes que tenía que hacer. Ahora está en manos de la Nación y estiman que en agosto o septiembre estará aprobado el reglamento del programa. Las elecciones -del pasado 28 de junio- complicaron todo porque ahora hay muchos funcionarios no confirmados", dijo ayer Eduardo Sancho, vicepresidente de la Coviar.

Sancho aclaró que si bien la primer tanda de dinero llegaría en septiembre, eso servirá para echar a andar la base del proyecto de integración, que es el armado de grupos y las presentaciones de sus proyectos. Por eso estimó que el grueso del crédito estará llegando a los productores vitivinícolas en el 2010.

"Si todo se arma rápido es posible que en diciembre de este año se puedan concretar créditos que sean, por ejemplo, para la compra de un tractor, pero los cambios de madera en los viñedos recién en el ciclo agrícola 2010 se podrán aplicar los fondos, por ejemplo para reconvertir", dijo Sancho.

Ayer, en una reunión con la prensa de San Juan, el presidente de la Coviar, José Molina, Eduardo Sancho, y el coordinador Daniel González, explicaron los principales lineamientos del proyecto, que les llevó 3 años y medio terminar de armar.

El vice contó que después de varios intentos -15 versiones del reglamento para acceder a los créditos- se terminó de definir el mismo y ahora se encuentra en la Secretaría de Agricultura, esperando su aprobación final. Luego pasará al BID que dará el OK definitivo y enviará la primer remesa.

Para qué

El objetivo del crédito es integrar al pequeño productor, de hasta 20 hectáreas, a la cadena vitivinícola; por eso el dinero no llegará a los viñateros si no se asocian a un grupo liderado por un establecimiento con mercado, explicó González (ver claves). Los grupos aún no están definidos, pero deberán tener como mínimo 10 integrantes. Cada viñatero deberá firmar con el bodeguero un contrato a largo plazo, de 10 años, en el que se comprometen a trabajar juntos.

Comentá la nota