Covendiar II: Mañana se reúnen los adjudicatarios

Será a las 15, en el predio donde se construye actualmente ese énclave habitacional - El motivo central será abordar la preocupante situación que dimana del desfasaje producido en los montos asignados a la obra, que el Instituto de la Vivienda no termina de redeterminar
A las 15, se reunirán en el predio donde se construye actualmente el barrio Covendiar II, los propietarios de planes y adjudicatarios, quienes abordarán la preocupante situación que dimana del desfasaje producido en los montos asignados para la finalización de la obra, que el Instituto de la Vivienda no termina de redeterminar.

Esto implica un desfasaje del 40 por ciento, que amenaza, de no solucionarse la situación, con llevar los trabajos a un cuello de botella económico y, por ende, nuevamente pende sobre el sufrido proyecto una concreta amenaza de paralización.

ACTIVAN

GESTIONES

Como ya hemos explicado, tanto desde Covendiar como de parte de los responsables de la obra, se ha manifestado que si se no se logra en un plazo urgente la redeterminación de los montos otorgados por el Instituto de la Vivienda a setiembre de 2007, se corre el riesgo de que el proyecto nuevamente ingrese en un cuello de botella económico que, consecuentemente, podría llevar nuevamente a la paralización de los trabajos.

Por otro lado, tanto Vicente Cascallar, presidente de la Covendiar, como el propio encargado de la obra, ingeniero Rosanigo e inclusive, de ufficis, el intendente de Rojas, Norberto Aloé, están activando gestiones casi diarias por ante el Instituto de la Vivienda, con el propósito de que cuanto antes de redeterminen los montos originales.

PANORAMA

COMPLEJO

Cabe aclarar que Covendiar II consta de cuatro manzanas, en cada una de las cuales se emplazan veintidos unidades habitacionales. Como se sabe, la primera manzana fue terminada y entregada hace ya tiempo, y es el sector de viviendas que puede observarse al lado mismo del predio donde se trabaja actualmente, siempre sobre Diego Trillo.

Y a estas manzanas de veintidos casas cada una se le sumará una más, con doce viviendas, para completar el cupo previsto originalmente en el proyecto. Esta manzana se completará a posteriori.

Pero ante este panorama, no cabe menos que preguntarse si nuevamente el proyecto se verá frustrado.

Lo que sucede, en resumidas cuentas, es que esta es una obra que se convenió en octubre de 2007, con precios de setiembre de 2007, y el pago para comenzarla se hizo en febrero de 2009; pasaron dieciséis meses de inflación, y se produjo un desfasaje, que se sitúa en el orden del 40 por ciento.

De ahí la necesidad impostergable de realizar una redeterminación de precios, ya que el anticipo que se entregó, que debería haber alcanzado para toda la obra, alcanzó para tres o cuatro meses de trabajo.

Comentá la nota