Los countries quieren gendarmes para protegerse de la inseguridad

La iniciativa es impulsada por los directivos de Ayres del Pilar con el apoyo de las asociaciones de vecinos de la zona. Entre el kilómetro 42 y 47 de la Panamericana planean instalar garitas blindadas en bajadas y puentes para tener custodia las 24 horas. En los próximos días se reunirán con Gendarmería para solicitar la contratación de un servicio adicional. "Nos interesa la seguridad fuera de los countries, porque no vivimos encerrados", explica Mateo Corvo Dolcet, gestor del plan.
Hace tiempo que propietarios y habitantes se reconciliaron con la idea de que los countries o barrios cerrados ya no son garantía de una vida en contacto con la naturaleza, protegida de los peligros del afuera. No hay rincón del Conurbano bonaerense que pueda vivir aislado de la inseguridad que se denuncia día a día.

Frente a esta preocupante realidad, directivos de countries y barrios cerrados de Pilar decidieron juntarse con las principales asociaciones vecinales de la zona para lanzar un ambicioso proyecto que va un paso más allá del refuerzo de la vigilancia perimetral de cada uno de ellos. Planean ampliar la seguridad al espacio público contratando los servicios de Gendarmería Nacional para custodiar seis puentes y bajadas de la Panamericana.

"Nos interesa la seguridad fuera de los countries, porque no vivimos encerrados entre cuatro paredes. Buena parte de nuestra vida transcurre fuera: el colegio de los chicos, el trabajo y otras tantas actividades como ir a comer, al médico o al cine, por citar algunos ejemplos. Por eso creemos que entender la seguridad como algo circunscripto sólo al ámbito del hogar es sumirse en una ceguera voluntaria que sólo sirve para evadir la realidad", explica a PERFIL Mateo Corvo Dolcet, presidente del directorio del country Ayres de Pilar, y uno de los principales impulsores del proyecto.

Pagar por seguridad. El plan de crear un cordón de seguridad en la Panamericana surgió después de una serie de reuniones entre los representantes de los foros vecinales de las localidades de Manuel Alberti y Del Viso y autoridades de varios emprendimientos privados. Hasta el momento serían cerca de 20 countries y barrios cerrados quienes financiarían la instalación de seis garitas blindadas ubicadas estratégicamente en los puentes y bajadas que van del kilómetro 42 al 47 del ramal Pilar (ver infografía).

Se proyecta contar con el servicio de un gendarme las 24 horas en cada una de ellas, que en una instancia más avanzada podría llegar a duplicar el número de efectivos, según se considere

necesario.

Si bien todavía faltan definir varias cuestiones, los impulsores del proyecto calculan que deberán gastar cerca de 300 mil pesos para la compra de las garitas, el alquiler de seis baños químicos y alrededor de 90 mil pesos mensuales por efectivo.

En un mediano plazo, analizarán la compra de cámaras de seguridad que se conectarían a un centro de monitoreo a cargo del municipio de Pilar.

En esta semana se concretará la reunión con Gendarmería y se estaría terminando de definir el número de emprendimientos privados que participarían de la iniciativa. Según el directivo de Ayres del Pilar, el plan podría estar en marcha dentro de sesenta días.

PERFIL se comunicó con el comandante mayor Hugo Morel, subdirector de prestaciones por convenios de la Gendarmería nacional para consultarlo acerca de esta iniciativa. "Es la primera vez que nos convocan para brindar un servicio de esta naturaleza. Todavía no puedo dar detalles porque nos reuniremos esta semana, aunque sí le anticipo que tenemos la capacidad colmada para servicios adicionales. Hay que ver qué pasa", explica Morel.

Aunque para muchos esto podría ser el principio de la privatización de la seguridad pública, Corvo Dolcet lo niega y da su explicación al respecto: "Esta iniciativa sólo privatiza los costos de la seguridad pública. Ojalá no hiciera falta dar seguridad al uso de transporte público o de una autopista. En menor medida, bueno sería que ante esa necesidad, el Estado pudiera al menos satisfacerla. Pero la realidad es como es. Hay que involucrarse en la prevención y esto significa no quedarse en los diagnósticos o sólo generar reclamos, hay que aportar una solución".

Custodiados. "Hace rato que estamos tratando de tener más seguridad y solucionar el tema de la delincuencia en colectora y barrios periféricos. Y de parte de la Policía bonaerense no teníamos un patrullaje intensivo en esas zonas", comenta la presidenta del foro vecinal de Del Viso, Liliana Alfaya.

Y agrega: "Por suerte el acuerdo entre vecinos y propietarios de emprendimientos privados se dio de manera unánime. La idea de contar con efectivos de Gendarmería para que colaboren con la Policía bonaerense la consideramos muy positiva, tanto para la seguridad pública como para la privada", El presidente de la Cámara de Comercio de Del Viso, Gustavo Suaréz, también está entusiasmado con la iniciativa."Estamos muy conformes con este acuerdo. En esta época de crisis no podemos depender de la plata que pueda aportar la Nación, la provincia o el municipio. Si tenemos la posibilidad de que ellos pongan parte de su dinero para beneficiar a toda la comunidad, bienvenido sea."

Corvo Dolcet, el representante de los countristas, está convencido de que la medida será un éxito y que con el tiempo podrán ir sumando nuevos "socios": "No nos podemos contentar con la seguridad que tenemos de las puertas del barrio para adentro. La mayoría de los emprendimientos que se suman a esta iniciativa se ven beneficiados porque no tienen acceso directo a la Panamericana. Y si bien este sistema de seguridad no nos protege de todo lo que pueda suceder, por algo se empieza."

Comentá la nota