Cotillo ya no quiere "vecinos como rehenes"

El intendente de Caleta Olivia, Fernando Cotillo, expresó ayer que "la metodología de poner a la ciudad y a los vecinos como rehenes para conseguir subsidios está agotada".
El jefe comunal se refirió anoche a la situación que se vive en su ciudad, indicando que "esto lo hablaremos mañana (por hoy) con las organizaciones empresarias y sociales, porque una cosa es que el municipio realice ayuda social y otra muy distinta es que nos transformemos en los destinatarios de todo tipo y clase de reclamos. Nuestra función y nuestra responsabilidad no es decirle que sí a cada persona que pide un subsidio".

De este modo se refirió a la protesta que impidió el funcionamiento normal de la comuna, señalando que "desbordando las instituciones o cortando las rutas, más allá de la legitimidad de los reclamos, lo único que vamos a lograr es agravar los problemas".

Cotillo también expresó que "nuestro esfuerzo está puesto en mantener activa la obra pública, uno de los pilares fundamentales de la generación de empleo genuino en el sector de la construcción, porque la inversión en infraestructura genera actividad para las empresas contratistas y trabajo para la gente".

"Pero todos tenemos que coincidir en que los reclamos, por más legítimos y genuinos que sean, deben plantearse sin alterar el funcionamiento de las instituciones ni afectar la actividad de la ciudad", señaló Cotillo.

"Estas formas de protesta están agotadas, no conducen a ninguna solución sino que por el contrario terminan agravando los problemas que todos estamos tratando de resolver", agregó el Intendente.

"Además –continuó Cotillo– en estos reclamos se mezclan situaciones y realidades muy distintas. Hay gente que sí merece que el estado los apoye, pero también hay muchos que creen que la ayuda social puede transformarse en una forma de vivir, sin que exista el esfuerzo y el compromiso por buscar trabajo y capacitarse para lograr una inserción en la actividad productiva o de servicios".

"Hoy, cuando comienza a vislumbrarse la salida de la crisis profunda que vivimos, es necesario consolidar la paz social. Este debe ser un objetivo común, compartido por todas las fuerzas políticas y sociales de Caleta Olivia, ya que no nos podemos dar el lujo de poner en riesgo los logros obtenidos durante todos estos años de crecimiento y desarrollo", dijo Cotillo.

Finalmente, el jefe comunal hizo "un llamado a la racionalidad" para que "se expresen los reclamos sin generar perjuicios al resto de la comunidad. Este es el camino –agregó– que debemos transitar, y nosotros vamos a redoblar nuestro compromiso de garantizar, en la medida de nuestras posibilidades, el orden necesario para avanzar en las soluciones de fondo que son las únicas que nos permitirán resolver de raíz los problemas sociales pendientes".

Comentá la nota