Ya es una costumbre que el gobernador interrumpa el discurso por los reclamos.

El gobernador de la provincia, ha recibido más críticas en los últimos actos de campaña, que en todo lo que duró su mandato, puesto que la gente está atravesando duros momentos económicos y el gobierno provincial no atiende adecuadamente el servicio de salud pública, ni se están construyendo viviendas, lo que hace que la gente, cansada de pasar malos momentos, haya decidido que esos malos momentos los viva el propio gobernador en su propia piel.
Si bien la irregularidad que comete el Canal 13 de televisión local, de transmitir en vivo la campaña de un partido político, que nada tiene que ver con la gestión de gobierno, confundiendo Estado con Gobierno, Gobierno con Partido y Partido con Familia, en estas últimas ocasiones se convirtió en un verdadero bumerán, puesto que todos quienes ven las imágenes, se enteran de todos estos reclamos.

En La Toma, durante el fin de semana que pasó, el gobernador tuvo que interrumpir nuevamente la presentación de los candidatos oficialistas, para atender el reclamo de la gente, donde no pudo disimular el profundo malestar que esto le provocó, a punto tal que en un momento dijo de muy mala gana "si, ya le vamos a hacer la casa a la compañera de allá", mientras señalaba hacia el fondo, donde una ciudadana le reclamaba que había pagado su vivienda, pero hasta el momento le han hecho el cuento del tío.

También otras personas, aprovecharon la interrupción, para acercarse a la tribuna a dejarle cartas con reclamos, ante lo que señaló, también de muy mal humor, que "ustedes están ejerciendo el derecho de peticionar a las autoridades, pero ahora déjenme ejercer el mío, que es el de expresarme libremente".

Si el gobernador se está enterando durante su campaña, como lo dijo en Buena Esperanza "recién me entero que el hospital funciona mal", es indiscutible que hasta ahora leyó ‘el diario de Irigoyen’, o tiene mucha capacidad para ‘hacerse el distraído’.

Comentá la nota