Una costumbre K: Cristina llegó tarde al Palacio Real

La agencia Europa Press señaló que la Presidenta arribó con 40 minutos de retraso al encuentro con los reyes. Su saludo con el CEO de Marsans.
Según la agencia española de noticias Europa Press (EP), la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner llegó 40 minutos tarde a la cena de gala ofrecida en el marco de su visita por los Reyes de España en el Palacio Real. Los cables no aclaran causas de lo que parece una costumbre de Cristina en sus actividades protocolares (ya le ocurrió en múltiples ocasiones, obligando incluso a repetir la foto de la Cumbre del G-20 porque se habían sacado la foto sin ella, que llegó varios minutos después).

"En su discurso al inicio de la cena de gala que los Reyes ofrecieron esta noche en su honor en el Palacio Real, Cristina Fernández se comprometió a seguir profundizando la relación bilateral y abogó por que el bicentenario de independencia que Argentina conmemorará en 2010 obligue a ambos países a "reflexionar" sobre la necesidad de colaborar para avanzar en el proceso de integración entre la UE e Iberoamérica", dice Europa Press, agregando que "la presidenta pronunció un discurso con elevada carga sentimental al comenzar recordando que tres de sus abuelos eran españoles, dos de ellos asturianos".

A continuación, EP señala que "Fernández, que llegó a la cita en el Palacio Real con 40 minutos de retraso, protagonizó un frío apretón de manos con el presidente del grupo español de turismo Marsans, Gonzalo Pascual, invitado a la cena y con quien no intercambió ni una leve sonrisa. En diciembre pasado el Congreso argentino decretó la expropiación de Aerolíneas Argentinas, que hasta entonces era propiedad de Marsans".

A la cena asistieron, además de los Reyes, los Príncipes de Asturias, el presidente del Gobierno y su esposa, José Luis Rodríguez Zapatero y Sonsoles Espinosa, la vicepresidenta primera del Ejecutivo, María Teresa Fernández de la Vega, y los titulares de Exteriores, Cultura y Ciencia e Innovación, Miguel Ángel Moratinos, César Antonio Molina y Cristina Garmendia. Acudieron asimismo los presidentes del Congreso y del Senado, José Bono y Javier Rojo, del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Dívar.

Entre los 127 invitados figuraban también el presidente del grupo de turismo español Marsans, Gonzalo Pascual, así como otros altos cargos de empresas con intereses en Argentina como Repsol YPF, Telefónica, Endesa, los bancos Santander y BBVA, Gas Natural, Isolux, Abertis, OHL, Indra y Prosegur, concluye EP.

También asistieron el secretario general de la Confederación General del Trabajo argentina, Hugo Moyano, así como el presidente de la Unión Industrial Argentina (patronal), Juan Carlos Lascurain, y el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, Gerardo Díaz Ferrán. Del mundo de la cultura, asistieron a la cena el cantante Raphael y su esposa Natalia Figueroa

Comentá la nota