Por costos, con repuestos de otros camiones reparan los que trabajan

El valor del transporte de cargas subió el 58% en el último año, por encima de la inflación en el mismo período.

Por el fuerte aumento del costo de los fletes, que trepó un 58% en los últimos 12 meses, los empresarios del transporte han recurrido a algunas estrategias para no trasladar todo el impacto a los valores que cobran por los viajes y sostener el negocio en funcionamiento. Por ejemplo, usan repuestos y cubiertas de unidades que tienen ociosas para mantener las que están trabajando y de esa manera ahorrar en el presupuesto.

"No podemos trasladar todo el incremento a las tarifas porque nos quedamos sin cargas", dijo José Maldonado, titular de la Unión Propietarios de Camiones (Uprocam). Por eso, por ejemplo, en lugar de cobrar 40.000 pesos por una carga a Buenos Aires, que sería el costo real, lo facturan a unos 30.000 pesos, un 25% menos, para no quedarse sin trabajo. Para eso, como la mayoría de las empresas tiene 4 camiones en promedio, han optado por usar una de las unidades para reparar al resto por cualquier rotura e incluso hasta les sacan las cubiertas más nuevas y les dejan las más viejas. "Es la manera de mantener el negocio funcionando", sostuvo Maldonado. El dirigente aclaró que, a pesar de la devaluación y su impacto en la economía, la cantidad de viajes se ha mantenido estable e incluso ya están comenzando con los fletes de cebollas, damascos y duraznos, sin dejar de lado las cales y los vinos. Buenos Aires sigue siendo el principal destino de las unidades.

En cuando a la explicación de la fuerte suba de los costos, hay que consignar que si bien el transporte de cargas sufrió un aumento del 58% en los últimos doce meses, superó la inflación registrada durante ese período, que según los datos oficiales fue del 51%. Las cifras señalan que en octubre los valores treparon un 2,97%, y un 50% desde enero. Con la proyección de noviembre se iría al 57%, según los números que maneja la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac).

PUBLICIDAD

Según el informe del organismo nacional, la magnitud del alza del combustible, de un 74% en el año, impacta cada vez más en las estructuras de costos del transporte, lo que lleva al límite la ecuación económico-financiera de las empresas. El sector se ve obligado a lidiar con una constante aceleración de la variación de los costos en el transcurso del año hasta alcanzar casi el 50% en los diez primeros meses del año, con un incremento anual acumulado de 57,63% en los últimos doce meses.

Si se proyecta el nuevo aumento de los combustibles y el 11% de suba en los salarios para noviembre, se registraría un aumento no menor del 57% de enero-noviembre de 2018. En estos términos, el 2018 será el año de mayor variación de costos desde 2002.

En el transcurso de 2018 lideran los aumentos de costos el Costo Financiero (153,8%), Material Rodante (101,3%), Lubricantes (90,4%), Neumáticos (75%), Reparaciones (72,4%) y Combustibles (66,6%), en tanto que en el incremento desagregado en 2017 lideraron los aumentos de costos Peaje (42,2%), seguido por Gastos Generales (40%), Patentes (35%) y Costo Financiero (29,7%).

El informe destaca que el sostenido aumento de los costos tiene el agravante de sumar una carga impositiva del orden del 40%, lo cual junto al fuerte encarecimiento del combustible, las mayores presiones salariales y el abrupto ajuste del dólar, dañan el desarrollo del sector.

Ayuda con los fletes

Un informe oficial reveló que desde octubre del año pasado, cuando un grupo de 11 empresas sanjuaninas empezaron a usar el subsidio al flete para las cargas, la cifra se duplicó porque hasta octubre pasado suman 23 las firmas que ya cobraron el beneficio, por un total de 8 millones de pesos. Se trata de una herramienta que puso en marcha el Gobierno local para apoyar al sector industrial y agrícola y colaborar en un aspecto tan sensible como las cargas, para atenuar el impacto de la distancia de la provincia con los grandes centros de consumo. Como Buenos Aires es el principal destino, la ayuda que recibe una empresa es de 9.300 pesos si se trata de carga a granel, y de 11.200 pesos si está embalada o fraccionada.

Coment� la nota