Costó $ 1.600 millones la intervención de Moreno para sobreestimar el PBI

Costó $ 1.600 millones la intervención de Moreno para sobreestimar el PBI
Según datos oficiales, la economía creció 3,9% en lo que va del año, muy cerca del piso de 3% para pagar la deuda indexada al PBI que este año requirió u$s 2.000 millones
La intervención del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, en el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) tuvo un costo de $ 1.600 millones para el Estado. El polémico funcionario no sólo redujo el índice de precios con cambios metodológicos, sino que con eso sobreestimó la evolución del Producto Bruto Interno (PBI), obligando al Tesoro a desembolsar más recursos para cancelar los cupones de la deuda indexados al crecimiento.

La crisis y el estancamiento económico, oficialmente reconocido el viernes último, le permitirán al país un ahorro de u$s 2.000 millones. Es que 2010 será el primero de los últimos cinco años en el cual la Argentina no deberá pagar cupones atados al PIB por registrar un crecimiento menor al 3%.

Desde 2006, cuando se iniciaron los pagos, el país destinó u$s 4.500 millones para cancelar los pasivos devengados del instrumento innovador. Si Moreno no hubiera alterado los métodos estadísticos, se habría pagado poco más de u$s 4.000 millones.

"Los cupones indexados por inflación actúan de contrapeso y de hecho el saldo final entre lo que se paga por demás por sobrestimar el PBI y por subestimar el índice de precios fue favorable para el Gobierno", comentó Juan Pablo Paladino, de la consultora Ecolatina.

Entre 2008 y 2009, las transferencias a los inversores se redujeron u$s 422 millones por una variación del PBI oficial que, según estimaciones privadas, estaría al menos dos puntos por encima del real. En detalle, en 2008 se pagó un plus de u$s 68 millones y en 2009 de u$s 354 millones por el efecto Moreno, calculó Ecolatina.

El cupón del PBI se paga como fracción de la diferencia entre la variación base fijada en 2005 y la real cuando se supera el 3%. Aunque por el momento el crecimiento acumulado oficial alcanza 3,9%, por lo que a esta altura del año en 2010 habría que pagar por los cupones, se descuenta que 2009 cerrará por debajo de 3%. De esta forma, la profundidad de la crisis permitirá esquivar el endeudamiento por los cupones indexados por primera vez desde 2006 cuando se inició esta modalidad de pago.

Desde que se emitieron los cupones atados por crecimiento, en 2006 se pagaron u$s 390 millones, en 2007 u$s 815 millones, en 2008 u$s 1340 millones y en 2009 se pagarán u$s 2.000 millones. Una parte sustancial de los papeles se encuentran en manos de la ANSeS y el Banco Central.

Bajo cero

El Indec reconoció el viernes que la variación del PBI fue cero en mayo con respecto al mismo mes de 2008. La situación de estancamiento difiere de la recesión que para los economistas privados se inició incluso en el último trimestre del año previo. Según el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) que realiza el Indec, la actividad tuvo un leve avance de 0,1% si se compara con abril de 2008. En mayo de 2008, la economía argentina creció a un ritmo de 7,4% en términos interanuales, un porcentaje que refleja lo abrupto del freno. Mayo de este año mostró el peor resultado desde noviembre de 2002.

"Resulta difícil determinar con precisión si la economía argentina se encuentra en el piso de la crisis que viene atravesando, o si por el contrario, se seguirá reduciendo el nivel de actividad durante el segundo semestre del año. Más allá de los datos oficiales de nivel de actividad, la evolución de ciertas variables muestra una fuerte desaceleración del producto", comentó la consultora Economía & Regiones, en relación a la demanda de dinero, al consumo y al salario real.

Comentá la nota