Costanera Sur: Profesionales locales denuncian "Precarización Programada" de la zona

Un documento fue elaborado en forma conjunta por el Dr. Roberto J. Villalba y el Arq. Felix R. Scherman. Los profesionales correntinos buscan poner en la opinión pública lo que consideran "una zona de competencia de mal gusto y absoluto desorden" a la recientemente inaugurada Costanera Sur.

"Esa área debería ser preservada por sus cualidades paisajísticas, pero se amontonan construcciones que, supuestamente se fueron localizando para servir de soporte de servicios a las playas durante la temporada veraniega. Terminada hace tiempo la misma, el ritmo de los emprendimientos sigue a tambor batiente, con estructuras metálicas, de mampostería, de madera, etc., habiéndose conformado, de la noche a la mañana, una nueva zona de invasión gastronómica, que lejos de agradar a la ciudadanía, produce verdadera indignación", expresa el documento, que transcribimos totalmente a continuación:

Todos aquellos que frecuentamos con periodicidad la recientemente habilitada Costanera Sur no podemos dejar de observar el desagradable nuevo paisaje que, con velocidad sorprendente e inexorablemente, se va asentando en la zona de playa en dicho sector.

En una competencia de mal gusto y absoluto desorden, en un área que debería ser preservada por sus cualidades paisajísticas, se amontonan construcciones que, supuestamente se fueron localizando para servir de soporte de servicios a las playas durante la temporada veraniega. Terminada hace tiempo la misma, el ritmo de los emprendimientos sigue a tambor batiente, con estructuras metálicas, de mampostería, de madera, etc., habiéndose conformado, de la noche a la mañana, una nueva zona de invasión gastronómica, que lejos de agradar a la ciudadanía, produce verdadera indignación.

No comprendemos, dado que ninguna autoridad nos ha explicado, a que plan orgánico del Municipio responde este atropello que se está consumando en nuestra costa y que es manifiestamente contradictoria con otras acciones de la actual gestión que merecieron elogios de la ciudadanía, como ser la progresiva demolición de las construcciones clandestinas instaladas desde hace muchos años en la Costanera General San Martín, (ejemplar acción que está siendo "demolida por este atropello a los espacios públicos)así como el importante trabajo que desarrollara la Comisión de actualización del Código de Planeamiento Urbano, compuesta por entidades profesionales, empresarias y organismos públicos que concluyera en la sanción de la Ordenanza que regula la actividades y el uso del suelo en la zona aledaña a dicha Avenida Costanera Sur.

No nos satisfacen algunas explicaciones que se ensayan desde ámbitos comunales en el sentido de que se trata de construcciones provisorias. En nuestro país tenemos ya una larga experiencia de soluciones provisorias que duran décadas o son eternas, amen de que el carácter y los materiales de construcción que se emplean, así como los recursos económicos dispuestos no corresponden a estructuras provisorias, sino a actividades de cierta perdurabilidad en el tiempo. A todas luces, la mentira de "Paradores provisorios" encubría, con total connivencia de las autoridades municipales del área, el aluvión de construcciones definitivas, en las que, para colmo de males, las instalaciones de drenaje sanitario son totalmente inadecuadas.

Los que suscribimos este documento no deseamos involucrarnos con nuestra opinión en la artillería política preelectoral actual, pero no deseamos permanecer en silencio mientras se va depredando una parte importante de nuestro paisaje costero.

Tampoco aceptamos el argumento de que al no aprobar el Concejo Deliberante en su momento el pliego para licitar la concesión de las playas, se llegó a éste "viva la pepa" que bajo ningún punto de vista, ni paisajístico ni ambiental puede ser aceptado.

Disentimos firmemente con el criterio (si es que existe alguno ) de saturar la costa con edificaciones de absoluto mal gusto, ya que los servicios de playa solo deben limitarse a contados y limitados pequeños paradores para servicios , tal como ocurren, por ejemplo en las playas brasileñas, de manera de cubrir un servicio mínimo durante el día, de manera de no afectar el paisaje y cumplir con la normativa vigente, que fue el principal fundamento de la erradicación de las construcciones existentes en la vieja Costanera.

Entendemos que la Autoridad Municipal debe explicarnos cuando serán demolidas las actuales construcciones si son, como se dice, provisorias y si no lo son bajo que normativa se siguen erigiendo, y si cumplen todos los requisitos de cualquier construcción (código de planeamiento urbano, código de edificación, catastro, etc ) y cuales son las razones para restringir el acceso de la población al espacio público y al río.

Comentá la nota