Costa-Lorenzo, el raro vínculo entre controlador y controlado

Costa-Lorenzo, el raro vínculo entre controlador y controlado
Un hospital con 30 millones de deuda y en estado de quiebra pudo generar recursos para el funcionamiento de áreas de complejidad en tratamientos oncológicos? Desde mediados de 2006, el empresario Néstor Lorenzo pudo encontrar la fórmula para pagar sueldos de 300 empleados y avanzar en las remodelaciones del edificio del Centro Oncológico de Excelencia (COE), en Gonnet.
El juez federal Norberto Oyarbide tiene un foco de atención en esta articulación entre el responsable del laboratorio "San Javier" y el ministerio de Salud. Lorenzo está imputado en una causa donde se investiga la venta al estado y a distintas obras sociales de medicamentos robados y adulterados. Y en la Provincia, el control sobre los laboratorios que operaban con el COPE -entre ellos "San Javier"- es la Dirección de Fiscalización Sanitaria, dependiente de la Subsecretaría de Control Sanitario. Hasta hace dos días, esa subsecretaría estaba a cargo de Alberto Costa.

El funcionario y Lorenzo tenían una relación de tres años. Controlado y controlador se dispensaban un trato "personal" como explicó a Clarín el ministro de Salud, Claudio Zin. Esa actitud fue verificada por Oyarbide, a través de escuchas telefónicas muy compremetedoras " para ambos. Al punto que Costa fue echado del ministerio. La sospecha es de sobornos. Pero, la investigación podría echar luz sobre un negociado a gran escala.

"Pudieron haber usado el Centro Oncológico como pantalla para maniobras con medicamentos", dijo a Clarín una fuente judicial.

No es la primera vez que existen dudas por los vínculos entre los laboratorios y el ministerio. En 2008 se amplió el convenio entre IOMA (la obra social de los empleados estatales) y el Colegio de Farmacéuticos y se habilitó el ingreso de las cámaras que representan a la industria farmacéutica. El cuestionamiento fue porque otorgaba función de administradora y gerenciadora a la industria y le permitía determinar cuánto pagaría al IOMA por las prestaciones facturadas en las farmacias.

Costa estuvo en la subsecretaría desde 2004, cuando saltó de la Federación Odontológica a la función pública.

Comentá la nota