Costa fijó un plazo máximo de 45 días para conseguir financiamiento de los bancos

Costa fijó un plazo máximo de 45 días para conseguir financiamiento de los bancos
El ministro de Hacienda reconoció que esto se debe al delicado estado de las cuentas públicas. No obstante, aseguró que el Estado provincial no está en rojo y tiene todavía un saldo positivo.
El ministro de Hacienda, Marcelo Costa, puso un plazo máximo de 45 días para conseguir financiamiento privado e insistió en que la situación de las cuentas públicas provinciales es "delicada pero controlable".

El funcionario hizo estas apreciaciones en una rueda de prensa en la que buscó aclarar que las cuentas de la Provincia "no están en rojo" y puso en la balanza datos positivos sobre el panorama financiero, como el pago de sueldos y aguinaldos en tiempo, el aumento de la recaudación impositiva y una "disminución de la deuda con los proveedores".

Así y todo, Costa fijó un nivel de prioridad máxima a la adquisición de financiamiento, rubro en el que su gestión aún no debuta: a pesar de que la Legislatura provincial lo autorizó a endeudarse por 1.500 millones de pesos en total, hasta ahora no ha logrado un solo crédito.

Ofertas. Hacienda de todos modos recibió este miércoles una serie de propuestas de financiamiento de la banca privada que Costa detalló a la prensa y que, según el ministro, quedarán definidas con el gobernador Paco Pérez en el trascurso de la semana que viene.

Los oferentes de la licitación abierta ayer son seis en total y las opciones son diferentes: van desde créditos directosde las entidades a la emisión de un bono. Entre los bancos que proponen un bono hubo algunos que ofrecieron hacerlo de acuerdo con el novedoso sistema llamado "dólar link", que combina una tasa de interés fija con una cifra variable, correspondiente a la cotización del dólar en el momento del pago del crédito.

Las tasas, en definitiva, rondarían según algunos cálculos entre el 20 y el 25 por ciento y los plazos de devolución son cortos. Otra característica de las ofertas recibidas el miércoles es que ninguna de ellas admite una financiación superior a los 36 meses.

Sobre estos posibles créditos, Costa señaló que difícilmente cubran el endeudamiento total que autorizó la Legislatura.

Además, el funcionario dejó en veremos otro préstamo que hasta hace poco el Gobierno provincial señalaba como seguro. Se trata de un crédito del Banco Macro por 400 millones de pesos, que está en análisis porque la entidad financiera exige poner como garantías las regalías petroleras, pero la Provincia, según Costa, no tiene regalías suficientes para firmar el contrato.

Déficit. Rodeado por los principales funcionarios del área de finanzas del Estado, Costa aclaró las cifras publicadas en los diarios sobre el déficit de caja de la provincia.

Hace unos días se publicó en los diarios unas planillas de Movimiento de Tesorería que indicaban que al 31 de julio el rojo superaba los 622 millones de pesos. Sin embargo Costa y el tesorero general de la provincia, Mauro Luchetti, consignaron que el dato es parcial pues incluye "sólo una de las 1.800 cuentas del Estado".

Frente las planillas oficiales, Costa dijo que en las otras cuentas en conjunto había al 31 de julio un saldo positivo de 250 millones de pesos.

Para entender esta diferencia de plata hay que conocer un poco la compleja ingeniería financiera del Estado, que se maneja con un fondo unificado y el permiso de su agente financiero, el Banco Nación, para que la cuenta mayoritaria tenga saldos negativos. Esa cuenta es precisamente la de Tesorería, que maneja más del cincuenta por ciento de los recursos generales del Estado provincial. Pero hay un límite: si el rojo de Tesorería fuera alguna vez superior al crédito total con el que cuentan las restantes 1.799 cuentas, el Banco procedería a inmovilizar todas las cuentas bancarias de la Provincia.

Sin embargo, a esa situación no se ha llegado aún a pesar de los malos pronósticos opositores, y por lo tanto "el dato parcial del déficit no sirve", consignó Luchetti.

Eso sí: el Gobierno no quiere exponerse otra vez y por lo tanto publicará desde el mes que viene el estado de todas las cuentas del Estado, no solo el de la cuenta de Tesorería, tal como ordena una vieja ley que presuntamente ha sido ignorada siempre.

Esto, según Costa, supone modificar una práctica que se realiza hace 21 años. "A partir de agosto vamos a cumplir con la ley, que dice que hay publicar todos los ingresos y egresos, porque tenemos que mostrar que la provincia no está en rojo", prometió.

Coment� la nota