La Costa está entrando en calor

La Costa está entrando en calor
La salida de la Capital y la Autovía 2 tuvieron ayer un tránsito intenso.
En estas últimas horas del año, en Mar del Plata la preocupación pasa por encontrar lugar disponible. En las playas, a las que les queda poca sombra para alquilar; en los hoteles, los principales trabajando al 90 por ciento de su capacidad y, en las noches, en los restaurantes en los que, sin reserva, no queda más remedio que esperar.

Los turistas llegaron para cerrar el año en estas playas y ayer las poblaron, en un prematuro arranque de temporada. Otros, colmaron por la tarde la capacidad de la autopista Buenos Aires-La Plata y, en menor medida, la Autovía 2, donde unos 2.400 autos por hora contabilizados en el peaje de Samborombón, hacia las distintas localidades de la Costa bonaerense.

Los operadores turísticos marplatenses están sorprendidos por el comienzo anticipado del verano, y también por el buen diciembre que tuvieron. "El movimiento que se registra ha superado nuestras expectativas", reconoció Jorge González, propietario de La Caseta, uno de los paradores top del sur. Las estadísticas indican que los balnearios están funcionando casi a pleno, con muy pocos lugares aún disponibles.

Lo mismo ocurre en los hoteles. Un ejemplo: el tres estrellas Presidente, ubicado en Punta Iglesias sobre la calle Corrientes, no tiene disponibilidad de habitaciones desde el lunes, y no las tendrá hasta el 19 de febrero. No es así en todos los casos, pero en la mayoría, el porcentaje de ocupación está en el 80 por ciento.

Para advertir el movimiento turístico ni siquiera fue necesario bajar a la playa: ya en los estacionamientos se hizo evidente la cantidad de público, lo mismo en las salidas de los balnearios y al tomar el camino de regreso hacia el centro de la ciudad, con sofocones provocados por el intenso tránsito. Incluso hubo momentos en que se formaron algunas caravanas en el camino costero, como sucede en plena temporada.

Todavía lejos y anhelando llegar, la Policía Vial daba cuenta a media tarde que en la Autovía 2 camino a la Costa también se formaron algunas colas de vehículos, especialmente en las estaciones de peaje, aunque no se registraron inconvenientes. Se esperaba para las primeras horas de hoy que el movimiento en la ruta se intensificara. Y que el pico, como se produce cada año, sea durante la jornada de mañana. este año, además de ser 1° de enero, es viernes.

El epílogo de diciembre, aún sin cifras oficiales, con la súbita llegada de miles de turistas, encontró a muchos dándole los últimos detalles a sus negocios. Por eso algunos todavía tienen las persianas bajas, pero la mayoría de los bares de la calle Alem ya comenzaron a abrir cada noche, ya no sólo las de los fines de semana.

La máxima de ayer fue de 23 grados al mediodía, aunque cuando había llegado a los 20°, a media mañana, las playas ya habían tomado tinte de postal de verano. A la tarde, como suele ocurrir en Mar del Plata, refrescó y hubo ráfagas de vientos algo virulentas, frescas y de casi 40 kilómetros por hora.

Habrá que acostumbrarse a la inestabilidad de estos días. Según el Servicio Meteorológico Nacional, este verano predominarán las breves tormentas de verano, los vientos que rotan de dirección y las temperaturas que rápidamente pueden trepar a lo más alto del termómetro o caer abruptamente a profundidades insospechadas para la época.

Para esos casos, no faltan alternativas en la ciudad: en los últimos días arrancaron las principales obras de teatro, con las de Antonio Gasalla y Carmen Barbieri como las más taquilleras, "Valientes", y el mago Emanuel con debut a sala llena. Pero este año el abanico de propuestas es más que amplio y variado: durante todo el verano habrá para elegir entre más de 300 obras en cartel.

Comentá la nota