Costa de Bernal: Denuncian basural clandestino a cielo abierto

La historia no es nueva, pero sigue tan vigente como la primera vez. Vecinos que viven en la Ribera de Bernal, a unos 500 metros de la línea de la costa y la calle Espora, denuncian la existencia de un basural clandestino a cielo abierto en el lugar.
Hace más de un año que en ese predio se recibe todo tipo de basura con el objetivo de rellenar los terrenos fiscales que posteriormente son vendidos. Desde camiones municipales con restos de desechos de la feria que sirven para alimentar los porcinos -que tienen algunas de las familias del lugar-, hasta los peligrosos residuos industriales, todo sirve para el relleno de las tierras bajas de la Ribera de Bernal.

El que aparece como "responsable" del basural es conocido en la zona como "El Grillo". Tiene su vivienda a unos 30 metros del terreno. Los vecinos se cansaron de hablar con Grillo y de denunciarlo en la Municipalidad de Quilmes. Sus reclamos son en pos de conseguir un lugar más digno para vivir, sobre todo teniendo en cuenta que cerca de unas 80 personas viven en ese paraje de la costa sin agua potable, colgados del alumbrado público y con calles de tierra.

Los lugareños aseguran que ya se cansaron de hacer denuncias ante los funcionarios de Higiene Urbana de apellido Miño y Galarza. Al menos, consiguieron que una de las empresas de volquetes ‘L.V.’ ya no descargue en el predio, pero aún llegan todas las madrugadas los camiones de una empresa particular (de una señora que vive en el microcentro quilmeño sobre la calle Colón) repletos de todo tipo de basura que se recoge mayormente en el distrito vecino de Florencio Varela para descargar en los terrenos de "El Grillo".

Los vecinos denunciantes no quieren problemas con el responsable del basural, pero ya no toleran más el vuelco de los desperdicios sin control alguno y temen por la contaminación y la salud de sus hijos.

Comentá la nota