Cosechadoras paradas

Doscientos trabajadores de la fábrica de cosechadoras Bernardín de la localidad de San Vicente (departamento Castellanos) continúan, como hace dos meses, sin percibir la totalidad de sus salarios: sólo reciben los subsidios nacionales correspondientes al Programa de Reconversión Productiva (Repro) y $100 ofrecidos por el Ministerio de Desarrollo Social de la provincia. Por esa razón interrumpieron el tránsito en esa ciudad del oeste santafesino en reclamo de soluciones a la patronal.
El ministro y la secretaria de Trabajo, Carlos Rodríguez y Alicia Ciciliani se reunieron ayer con los empleados y con los titulares de la empresa, con el objetivo de conocer las razones que motivan la falta de pago de los salarios. "Ellos (el sector patronal) han planteado una serie de dificultades financieras, entre ellas con el Estado nacional. Han asegurado que en un lapso de 15 días estarían cobrando deudas de compradores rusos, lo que les permitiría pagar una parte de los salarios", dijo el funcionario. Al respecto, Rodríguez indicó que el gobernador Hermes Binner tomó contacto con la Cancillería para "conocer a ciencia cierta la realidad de cobro", comprometiéndose el nivel diplomático en brindar precisiones en estos días.

Comentá la nota