La cosecha de soja será similar a la anterior

La cosecha de soja será similar a la anterior
No bajará de los 11 millones de toneladas, según cálculos preliminares de la Provincia. El año pasado fue de 11,4 millones.
Si bien la sequía ha dejado la marca en muchos campos sembrados con soja en la provincia, la producción total de la oleaginosa va a terminar la campaña con un número similar al de la anterior. De acuerdo con las estimaciones preliminares del Ministerio de Agricultura de la Provincia, la actual cosecha de soja no bajará los 11 millones de toneladas y sería similar a la registrada en el ciclo pasado, cuando se recolectaron 11,4 millones de toneladas.

Si bien se sembraron 300 mil hectáreas más (4,8 millones contra 4,5 millones), la falta de agua que soportaron en especial las sojas más tempranas y algunas pérdidas por granizo, le impidieron al grano reflejar en la producción la mayor superficie sembrada. No obstante, su performance será mucho mejor que a nivel país, donde los cálculos de Agricultura colocan al volumen en el rango de entre 37 y 39 millones de toneladas, contra 47 millones del ciclo pasado. Para colmo, los productores habían sembrado un área de 17,1 millones de hectáreas, la mayor en la historia del cultivo.

Mientras en el Ministerio de Agricultura aseguran que en los próximos días van a disponer de datos más precisos, los rendimientos que se van obteniendo por zona pintan el panorama provincial.

Disparidad. En el norte, la realidad es bastante heterogénea. "Con un avance de 35 por ciento, los rendimientos son variables, con valores máximos de 35 quintales en lotes puntuales y en otros, por debajo de 10 quintales, pero también son los menos. El promedio general rondará entre 20 y 22 quintales", sostiene León Murúa, jefe del Inta Jesús María, en referencia al diagnóstico de cosecha en los departamentos Colón, Totoral, parte de Río Primero y Tulumba.

En la zona núcleo (departamentos Marcos Juárez y Unión), los rendimientos también son variables. "El panorama es dispar según los ambiente y lo suelos", aclara Gabriel Pellizón, productor agrícola de la zona de Los Surgentes. En esta zona, la soja sembrada en lotes bien rotados y fertilizados dejan en la balanza hasta 40 quintales por hectárea. En lugares donde faltó el agua, a pesar del buen manejo, no superaron los 30 quintales. "Los que más perdieron fueron los cultivos sembrados tempranos, en octubre. Los que están en mejores condiciones son los de segunda. No obstante, la cosecha se puede calificar de normal", asegura el productor.

Miguel Calderón trabaja un campo agrícola en Chalacea, en el norte del departamento Río Primero, donde la soja también ofrece resultados dispares. "Las de primera aportan entre 10 y 22 quintales, pero más al norte, en la zona de Villa de María de Río Seco, hay productores que han cosechado cuatro quintales", se lamenta.

Comentá la nota