La cosecha récord de soja se derramará en otros sectores

Inmobiliarias, concesionarias de autos y comercios esperan una reactivación de la demanda
Después de una temporada para el olvido, marcada por el conflicto de las retenciones móviles y la sequía, la economía se prepara para volver a cosechar los beneficios de una producción récord de soja. Inmobiliarias, concesionarias de autos y comercios de todos los rubros esperan una fuerte reactivación de la demanda en la pampa húmeda como producto del -reivindicado y cuestionado, en partes iguales- efecto derrame de la soja.

De acuerdo con la mayoría de las estimaciones, la cosecha del "yuyo" presidencial este año pasará de los 32 millones de toneladas de la temporada anterior a más de 50 millones, lo que sumado a una mejora en el precio promedio de los granos se traducirá en un ingreso de divisas cercano a los US$ 20.000 millones.

"Nosotros calculamos que este año se van a generar más de US$ 7000 millones adicionales en relación con 2009, de los cuales una parte se la va a quedar el Gobierno, pero otra porción importante se va a derramar en el consumo en el interior", explica Mariano Lamothe, economista del estudio abeceb.com.

La mejora en los ingresos también se sentirá en la producción de maíz, que se espera que este año aporte casi US$ 2700 millones (un 42% más que en la temporada 2008/09), mientras que en el caso del trigo se proyecta una muy leve baja (-4%), con un valor de la producción de casi US$ 1600 millones.

En abeceb.com, igualmente, destacan las diferencias entre el escenario que se proyecta para esta temporada y lo que sucedía dos años atrás. "No va a ser lo mismo, básicamente porque en 2008 los hombres de campo ya estaban fuertemente capitalizados y sus ingresos se destinaron casi íntegramente a la renovación de maquinaria agrícola, compra de propiedades y el consumo. En cambio, esta vez, la buena cosecha encuentra a muchos con sus números en rojo y la prioridad va a ser cancelar deudas", explicó Lamothe.

El primer negocio que aspira a beneficiarse con la recuperación del campo es el inmobiliario, que ya supo captar parte de la riqueza generada a partir de la temporada 2007/08.

Reactivación

"Una buena cosecha siempre se traduce en una reactivación inmobiliaria, porque a la hora de invertir el chacarero es muy conservador y tradicional y, por eso, le gustan los ladrillos, que es algo tangible", explica José Rozados, director de la consultora Reporte Inmobiliario.

El especialista destaca que Rosario puede considerarse el epicentro de este efecto derrame de la soja, aunque el impacto de la cosecha récord también se hará sentir en otras ciudades de la región.

"Rosario es la principal ciudad que se puede beneficiar con una buena cosecha, aunque no es la única: también se va a sentir en Córdoba y en la Capital Federal. En todos los casos, lo que buscan estos inversores son productos premium y en zonas que ya están establecidas. No van a probar un barrio nuevo, sino que prefieren ir a lo seguro", agrega Rozados.

Entre los concesionarios de autos también proyectan un año récord de ventas acercándose a los niveles de 2007, lo que significaría el segundo mejor año de la historia, traccionados en gran parte por el motor del campo. En el sector, además, esperan un salto no sólo en cantidad, sino también en calidad.

"En la primera mitad de 2009, hubo un aumento importante en la participación de los modelos más pequeños; ahora esperamos un crecimiento de los medianos. Con un poco más de plata en el bolsillo, la gente compra lo que le gusta y no lo que puede", explica Dante Alvarez, presidente de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara).

Comercio minorista

La reactivación de la economía en las provincias sojeras también tiene un impacto en el comercio minorista y en la multiplicación de nuevas propuestas comerciales, especialmente en ciudades medianas y pequeñas del interior de Santa Fe, Córdoba y la provincia de Buenos Aires. "Como sucedió en 2007, se ve un incremento en los pedidos de información sobre franquicias en ciudades, como Rafaela o Venado Tuerto. En muchos casos, las interesadas son las mujeres de los chacareros, que buscan diversificar sus inversiones", explicó Marcelo Schijman, director de la consultora Franchising Company, especializada en el desarrollo de comercios minoristas.

Las mejores perspectivas económicas, además, ya se tradujeron en una reactivación de grandes proyectos comerciales ligados al consumo interno. "Estamos avanzando con dos proyectos para levantar centros comerciales en San Nicolás y en Rafaela, que dependen en gran medida de la evolución de las economías regionales", reconoció Mario Brandy, director de la desarrolladora y gerenciadora de centros comerciales GLA.

Comentá la nota