Cosecha 2009: hay mejores tintos que blancos

La Evico tuvo más muestras que el año pasado, aunque el puntaje promedio fue inferior. También, predominaron los vinos de consumo anual sobre los de guarda.

Así como en la edición 2008 predominaron los vinos de guarda en madera, este año la mayoría de los testeados en la Evico (Evaluación de Vinos deCosecha) 2009 fueron de consumo anual.

Para el jurado integrado por los enólogos del medio, el nivel general mereció la calificación de "sobresaliente" para los tintos, con una media de 88 puntos, en tanto que los 84 concedidos a los blancos los categoriza como "muy buenos" o "fieles exponentes de la variedad".

En general, el más importante examen al que se someten los vinos argentinos en Mendoza generó mucha más participación de las bodegas que el anterior.De las 187 muestras presentadas (contra las 150 de 2008), 14 fueron seleccionadas para la degustación final dirigida ayer por el comité de expertos ante una numerosa concurrencia en la Casa del Fundador.

Para los técnicos, la mayor presencia de vinos del año es un reflejo de la demanda del mercado: de hecho, fueron ocho en total, aunque algunos de los de guarda se llevaron altas calificaciones de la muestra organizada por Apeaa (Asociación de Profesionales en Enología y Alimentos de Argentina), junto a Bodegas de Argentina y la Facultad de Enología Don Bosco.

La novedad de la Evico en su vigésima edición (ver aparte) fue el canari, un vino rosado, llamativo y ligeramente dulzón proveniente del Valle de Uco y de origen francés. Sin embargo, algunas opiniones lo ponderaron como un "candy-wine" .

En cuanto a calidad, el tribunal calificó con el máximo de 91 puntos al emblema argentino, pero por duplicado: un malbec de guarda de San Carlos y otro de San Patricio del Chañar, Neuquén, una señal de que crece la competencia interprovincial para el símbolo de la vitivinicultura de Mendoza.

Un escalón más abajo se ubicaron un petit verdot de Agrelo, al igual que un tannat sanjuanino.

A nivel de participación, en la edición 2009 se mantuvo el predominio de ejemplares mendocinos (74%), aunque creció la adhesión de San Juan (9%), Neuquén (7%) y La Rioja (7%). De los tres blancos seleccionados, la mejor nota se la llevó un viognier de Tupungato para beberse en el año, con 87 puntos. En general, y comparativamente con la evaluación 2008, la media fue algo inferior (84 contra 87 puntos).

Un mensaje claro

Pero entre un varietal degustado y otro, hubo espacio para reclamar integración y apoyo, un mensaje constante de los responsables de Evico. "Desde hace 20 años el objetivo es generar una herramienta técnica y comercial de nuestra cosecha, y por eso convoco a toda la industria vitivinícola y profesionales a dar la importancia y el apoyo que esta herramienta se merece", resaltó primero el presidente del Comité, Alejandro Cánovas.

Más tarde, y luego de que el presidente de Apeaa, Fabián Gardino, valorara la añada y convocara anticipadamente a las bodegas a intervenir de otra edición de "Malbec al Mundo" en 2010, la vice de la entidad y recientemente nombrada segunda en la conducción de la Unión Internacional de Enólogos, Alejandra Lozano, recordó el 20° aniversario de Evico y fue enfática:

"Es la primera vez que Argentina llega a este nivel, lo que indica que está dando que hablar y muy bien. Lo único que se necesita es unidad, ser un sólo país. Así, cuando se golpea se golpea más fuerte".

Las opiniones fueron más que positivas. Así, Carlos Tizio (Clos de los Siete) se refirió a la novedad del día:"El canari está pensado comercialmente en especial para mujeres. Me gustó el torrontés, es como tiene que hacerse. Y considero que el petit verdot fue excelente. Ahora hay que trabajar por la consistencia en la calidad de los vinos".

Para Ángel Vespa (Chandon), "el nivel general fue muy bueno. Rescato al sauvignon blanc y el torrontés, y entre los tintos a malbec, bonarda y tannat".

El más optimista fue Walter Bressia (Grappolo): "Hasta aquí es la mejor vendimia de la década, gracias al clima y el crecimiento técnico-agronómico".

Comentá la nota