Cosecha 2009: la aceituna se paga un 35 por ciento menos.

La Cámara Olivícola Riojana destacó que por la crisis internacional también se cayó el mercado de aceites.
El precio de la aceituna de mesa se desplomó y la situación está afectando fuertemente al sector olivícola riojano. La información fue confirmada a NUEVA RIOJA por la Cámara Olivícola Riojana (COR), que no ocultó su preocupación ante el escenario que están viviendo las empresas que la componen.

Actualmente, la aceituna de mesa se está pagando entre 40 y 45 centavos de dólar, mientras que en la cosecha anterior se pagaba entre 65 y 70 centavos de la moneda estadounidense.

La información fue adelantada a NUEVA RIOJA por especialistas en el tema y confirmada desde la Cámara.

"Ésos son los valores, y no tiene ninguna relación con la situación de devaluación de la moneda, cuando lo comparás en pesos la baja es similar. Se está vendiendo un 35 por ciento más barato que en la cosecha anterior", destacó el Gerente de la Cámara Oivícola Riojana, Orlando Barros.

La cosecha de la aceituna de mesa ya se concretó en un 90 por ciento en la Provincia, restando solamente algunas variedades en la zona Norte del territorio provincial.

Ya se terminó de cosechar en la Capital y Chilecito, restando algunas fincas del Departamento Arauco.

Baja

Barros confirmó que la cosecha no arrojará buenos números para el sector. "Todavía no están los números finales, pero la situación climatológica y el tema de los precios marcan que no fue una buena cosecha", destacó el empresario durante la entrevista.

Los empresarios consideran que varios elementos impactaron sobre la cosecha: hubo menos aceituna por una serie de heladas que afectaron la producción; cayeron los precios internacionales y muchas ventas se suspendieron por la retracción del consumo que se vive en todo el mundo.

"La crisis internacional generó que la expectativa de venta de las empresas disminuyera y por eso sólo se concretaron las operaciones que estaban programadas, casi no existieron operaciones a futuro", confirmó el Gerente de la COR.

En el mismo sentido, consideró que fue una cosecha atípica en relación con la mano de obra.

"En general no hubo problemas con la cantidad de cosecheros, aunque muchos no vinieron porque sabían que no había muchas expectativas de trabajo por la poca cantidad de aceitunas a cosechar", destacó Barros.

NUEVA RIOJA publicó en febrero pasado un informe que precisaba la gravedad de la situación que vivía el sector.

El Gobierno provincial lanzó hace un par de semanas un Plan Olivícola para que el sector agropecuario mejore sus posibilidades económicas.

Comentá la nota