Coscia: "El kirchnerismo tiene su potencial intacto"

Coscia: "El kirchnerismo tiene su potencial intacto"
El nuevo secretario de Cultura impulsará "políticas proactivas"
El jueves último, Cristina Kirchner conversó con el flamante secretario de Cultura de la Nación, Jorge Coscia, en la Casa Rosada, pero la reunión terminó sin la unción presidencial para el cargo. En la sede del área en la avenida Alvear, el ex titular de la secretaría, el abatido José Nun, comunicaba a sus colaboradores más cercanos que la Presidenta le había pedido la renuncia.

Ayer, en breve diálogo telefónico con LA NACION, a raíz de las reuniones con colaboradores que llegarán de su mano a ocupar distintas áreas, Coscia, ex diputado nacional y ex presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), dijo: "La cultura es una herramienta fundamental en un proyecto de transformación nacional. No es una cuestión de segunda. No hay proyecto de país que pueda llevarse adelante sin darle prioridad a la cultura".

Una toma de postura que, además, queda clara en los dos libros que escribió: La esperanza sitiada y El estallido de la esperanza.

En medio de los análisis que señalan un regreso a la ortodoxia kirchnerista en el gabinete, LA NACION preguntó al nuevo secretario de Estado si su nombramiento tiene que ver con su alineamiento dentro de ese esquema político. Coscia dijo: "Yo me siento totalmente compenetrado con este proyecto. Es la mejor expresión política de la vida democrática reciente. Estoy seguro".

Y continuó: "En ese sentido tengo mucha fe en que este proyecto tiene su potencial intacto. Mi tarea será trazar un equilibro entre lo que hay que renovar y lo que hay que reafirmar. Y hay que reafirmar un modelo de país en el cual la cultura tiene un papel que realizar y el Estado debe tener un espacio participativo y abierto".

A Coscia se lo considera un buscador de consensos, por parte de algunos. Pero otros lo cuestionan por su hermetismo para dialogar con los que piensan distinto. Sin embargo, durante su gestión al frente del Incaa eligió como director del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata al crítico y especialista Claudio España, que no era de su riñón.

"Soy un hombre de diálogo ?dijo Coscia a LA NACION? y prueba de ello son mi gestión en el Incaa y mi labor parlamentaria. En las dos comisiones que presidí hasta aceptar el cargo como secretario de Cultura de la Nación siempre he buscado consenso en los dictámenes."

Coscia llega con un proyecto clarísimo, por ahora: impulsar el Instituto Nacional del Libro, cuestionado por los grupos editoriales alineados en la Cámara Argentina de Publicaciones (CAP) y apoyado por la Cámara Argentina del Libro (CAL). Es un proyecto que concibió hace un par de años con el fallecido Elvio Vitali y que impulsará desde la Secretaría de Cultura. Sostiene que la participación activa del Estado en el área editorial "tiene que fomentar la presencia del libro argentino en el exterior y en todo el país". Señala que la industria editorial no necesita, como el cine, ser subsidiada porque tiene una dinámica.

Quienes lo conocen lo definen como "un ex presidente en el Incaa que aportó una visión técnica amplia y de diálogo con todos los sectores". Mientras Coscia atendía el frente interno, que en el área cinematográfica no es menor, el vicepresidente Jorge Alvarez cultivaba las relaciones externas, intentando ganar mercado para la producción local. Su gestión dejó como resultado más de 200 largometrajes subsidiados por el Incaa y un centenar de documentales.

Dentro del círculo de quienes más lo tratan se le atribuye a Coscia, sin embargo, un defecto que puede repercutir en su gestión: "Es cierto que su estilo es de escuchar y no confrontar. Pero, como a otros ministros del Gobierno, le importa mucho que lo escuchen Néstor y Cristina". Por esa razón, su nombre ha sonado sin parar desde hace dos años para sustituir a José Nun al frente de la Secretaría de Cultura. Y si fue el nombre que bendijo Cristina Kirchner, no fue el que Néstor Kirchner tenía in péctore. Por lo menos hasta el jueves último.

Kirchner, luego de la derrota electoral, hizo una curiosa aparición pública con los representantes de Carta Abierta, una agrupación de intelectuales afines al kirchnerismo, liderada por el director de la Biblioteca Nacional, Horacio González, y el filósofo Ricardo Forster.

Al parecer Kirchner le habría ofrecido la Secretaría de Cultura a Forster, quien ?siempre según fuentes inobjetables? rechazó aceptar el cargo por "falta de estructura y de experiencia". Allí los cuatro ojos de la pareja presidencial se volvieron sobre Jorge Coscia, quien ayer rechazó hablar sobre la gestión de José Nun. "Este no es un cambio de gobierno. Hay continuidad y quiero impulsar políticas culturales proactivas."

Además dijo que se involucrará en dos temas puntuales respecto de los cuales la gestión de Nun estuvo ausente: el Bicentenario y la presencia argentina en la Feria de Francfort.

El personaje

JORGE COSCIA

Secretario de Cultura de la nación

* Profesión: cineasta

* Edad: 55 años

* Origen: Argentina

Fue presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, designado durante la presidencia de Eduardo Duhalde. Fue diputado nacional y presidió la Comisión de Cultura y la bicameral del Bicentenario. Su mandato concluía a fin de este año. Es Caballero de las Artes y de las Letras de Francia. Escribió dos libros: La esperanza sitiada y El estallido de la esperanza. Como diputado impulsó, entre otras iniciativas, la creación de un programa de incentivo a los artistas argentinos y la expropiación del mural Ejercicio plástico, de David Siqueiros.

Comentá la nota