Las cosas pueden cambiar…

En la sesión del Honorable Concejo Deliberante realizada en el día de ayer los concejales Leonardo Peris y Heber Lischetti presentaron un proyecto muy innovador para nuestra ciudad basado en algunos cambios de planificación urbanística que, creemos, va a favorecer en bastantes aspectos a Baradero.
"No es para mañana, ni para pasado, sino que va a llevar unos años tratar de terminarlo en su totalidad", destacó el concejal Peris.

Este proyecto comenzaría cediendo aproximadamente seis hectáreas y media de lo que hoy es el Aeroclub, al Club Atlético Baradero para que la institución pueda realizar un complejo deportivo y ampliar sus actividades.

De esta manera, la Municipalidad estaría recuperando dos hectáreas que le va a permitir hacer una división de aprox 300 lotes. Los mismos saldrían a la venta y ese dinero que se recaudaría se destinará, una parte a un plan de obra pública que va a consistir en el asfalto de gran cantidad de calles y otra, a la compra de los terrenos ubicados sobre las vías del ferrocarril.

Estas propiedades que quedarían escrituradas en nombre de la Municipalidad de Baradero se cederían al Aeroclub, quién realizaría en ese predio, pistas de aterrizaje, talleres y otras obras de infraestructura.

Como la Plaza San Martín (que hoy es el estadio Carlos Asali) quedaría desocupada, se llamará a un concurso de arquitectos para la realización en ese predio de un paseo público conformado por un "centro comercial" que rodeará a la plaza pública.

Los recursos que se obtengan de la venta del espacio destinado al centro comercial se utilizarán para la construcción de la Plaza Pública y sectores que embellecerán los alrededores del Paseo Público, iluminación, ornamentación, veredas, etc.

Finalmente, como un adicional de este proyecto y con previa consulta de la población, se procedería a cambiar los nombres de las plazas: Plaza Mitre por Plaza San Martín, a la actual Plaza San Martín por Plaza Mitre y a la Plazoleta San Martín se la denominaría Plaza General Belgrano.

Comentá la nota