No es cosa de brujas, es gesto de Verón.

No es cosa de brujas, es gesto de Verón.
El volante volvió a demostrar por qué es uno de los máximos ídolos de la historia pincharrata. La renovación de su vínculo con el club es por un año.
Juan Sebastián Verón sigue acumulando méritos para convertirse en el jugador más importante de la historia de Estudiantes. Después de comandar desde el campo de juego al campeón de la última Copa Libertadores, la Bruja dio otra muestra de liderazgo pero fuera de la cancha: renovó su contrato por un año más y se rebajó el sueldo un 40 por ciento. Sí, a diferencia de lo que ocurre habitualmente cuando se obtiene un título internacional, el ídolo pincha prefirió destinar esa cifra a las divisiones inferiores del club y, de paso, reducir el presupuesto del fútbol profesional en épocas de crisis. "El amor se puede manifestar de muchas maneras, no sólo dando. Creo que esto es una manera de devolver lo que me dio la institución durante mucho tiempo", explicó Verón en la conferencia de prensa que se realizó ayer en el predio del club pincharrata en City Bell.

A pocas horas del Día del Niño, la Brujita Verón quiso darles un regalo especial a todos los chicos de Estudiantes: "Tomé la decisión para que ese dinero se reserve a infraestructura, movilidad o lo más importante, que son las inferiores", remarcó el capitán del conjunto que dirige Alejandro Sabella.

Su idea es simple: como hizo durante su estadía en Italia, cuando donó parte de su riqueza para refaccionar las canchas de las divisiones menores y construir un gimnasio, ahora Verón desea adquirir un micro para trasladar a los juveniles. "Es importante que el club invierta en los más chicos", enfatizó.

Acerca de la crisis que envuelve y asfixia a la pelota nacional, la Bruja exhibió cierto optimismo: "Todo se puede solucionar, espero que así sea, para que la gente y todos nosotros volvamos a disfrutar del fútbol. Obviamente que hubiese preferido que todo fuera más normal. Pero por algo no empieza", deslizó.

Verón, predestinado a ser presidente del club platense en un futuro no muy lejano, hizo hincapié en uno de los principales conflictos que afronta toda entidad deportiva. "Lo que pasa es que acá los resultados mandan: hay equipos que tienen muchas necesidades, pero no por eso hay que endeudarse como lo hicieron muchos. No sé si poner a Estudiantes como ejemplo, porque también sufrió algunos problemas, pero con el tiempo los supo solucionar. A mí me ha tocado estar en equipos y pasar cuatro meses sin cobrar. Hay dirigentes que se han manejado mejor que otros", opinó. Y agregó sobre la modalidad en que reciben el plus económico en Estudiantes: "Nosotros los premios los cobramos por objetivo, no cobramos por jugar. Es lo que arreglamos: creo que si queremos crecer como plantel, no tenemos que plantearlo de otra manera", deslizó.

Mientras él explicaba y alimentaba su idilio entre los hinchas de Estudiantes, el presidente Rubén Filipas y el vicepresidente Marcelo Malaspina lo acompañaron para explicar los términos del nuevo vínculo con la Bruja, además de destacar que el principal objetivo de 2009 es la participación en el Mundial de Clubes que se disputará a fin de año en Abu Dabi.

Para terminar de aclarar su iniciativa, el mediocampista subrayó que la reducción de sus haberes se debe a una decisión meramente personal. "Esto es individual. Yo no quiero dar ejemplos de nada. No les vamos a pedir a otros muchachos que quizás no tuvieron la suerte de hacer la carrera que hice yo en Europa que se reduzcan su sueldo", expresó. "En un país que no está todo bien –añadió Verón–, el fútbol sí puede servir de ejemplo para los gobernantes".

Comentá la nota