Cortocircuito con jefes comunales por la inseguridad

Stornelli calificó de prejuiciosa la denuncia del intendente de San Isidro de que bandas preparan a menores para delinquir en ese distrito. Nueva ofensiva de la oposición por la ola de inseguridad
Siguiendo los pasos del ministro de Justicia nacional Aníbal Fernández, que anteayer les recomendó “trabajar un poquito más y hablar menos” a los intendentes que piden más presencia de Prefectura, el ministro de Seguridad bonaerense Carlos Stornelli protagonizó ayer un cortocircuito con el jefe comunal de San Isidro, Gustavo Posse.

El funcionario provincial aseveró que “hay mucho prejuicio” de parte de ciudadanos que viven en el Conurbano norte respecto de las zonas más empobrecidas. Así lo afirmó al referirse a la denuncia del intendente de San Isidro, Gustavo Posse, que advirtió la proliferación de bandas organizadas que captan a menores de diferentes puntos del Gran Buenos Aires para robar en ese distrito.

“Hay muchos prejuicios de ciudadanos que viven en zonas más acomodadas, respecto de quiénes no lo hacen”, contestó Stornelli acerca de la denuncia de Posse.

Tras el asesinato del ingeniero Ricardo Barrenechea en San Isidro, se hizo pública una denuncia presentada el 17 de septiembre del año pasado ante la Justicia por el intendente vinculada a la supuesta preparación de jóvenes para delinquir.

Críticas

Ayer Stornelli acompañó a Daniel Scioli a los almuerzos televisivos que conduce Mirtha Legrand. Mientras tanto, desde la oposición cuestionaron en duros términos la reestructuración policial en marcha.

El diputado Francisco De Narváez recordó que ya hubo siete reformas de la Policía bonaerense en los últimos cinco años y sólo mejoró la inseguridad. “Seguir haciendo reformas me parece un error. Falta un plan serio”, sentenció el diputado peronista disidente.

De Narváez dijo que conocía “a varios de los hombres que fueron designados al frente de las divisiones y si bien me parece que tiene sentido reforzar la estructura de mando, no está respondiendo a un plan integral de seguridad”.

Respecto de Scioli, reiteró que “no tiene un plan de seguridad, no lo tuvo cuando asumió y nunca lo anunciaron. Lo veo zigzagueando. Ante el terrible homicidio de Barrenechea planteó la baja de imputabilidad casi como una frase de ocasión, cosa que me parece inoportuna porque es un debate muy profundo en el marco de la política criminal, sobre todo de menores, que nos tenemos que dar en la Provincia que permanentemente se elude y se usa circunstancialmente”.

Mientras tanto, el presidente del ARI Horacio Piemonte consideró que hasta que “Scioli anuncie un plan de seguridad no vamos a discutir bajar la imputabilidad”.

El legislador dijo que “desde el ARI nos negamos a discutir la baja de la imputabilidad, porque esto es un globo de ensayo que tira Scioli para evitar la discusión del fracaso de su política de seguridad”.

Finalmente, ayer el legislador Sergio Nahabetian presentó un proyecto solicitando declarar la “Emergencia en materia de Seguridad” por el término de cinco años.

Eso no fue todo. El ex gobernador Felipe Solá aseguró que la reestructuración policial fue anunciada “con más bombo de lo que tiene”, por lo que considera que “no asegura” un mejoramiento de la seguridad.

El ahora peronista disidente dijo que la reestructuración constituye “una reforma de alto mando en la fuerza policial, simplemente una reforma metodológica para que mejore la cadena de mandos”. En ese sentido, agregó que en sí misma “no asegura nada”.

Reclamo de agencias de lotería

El ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli, se comprometió ayer a reforzar la presencia policial en las zonas de influencia de agencias de loterías, con el objetivo de evitar robos en ese tipo comercios.

Así se anunció tras una reunión de la que participaron el interventor del Instituto de Loterías bonaerense, Luis Alberto Peluso; el ministro Stornelli; el jefe de la Policía, superintendente Daniel Salcedo y el presidente de la Cámara de Agentes Oficiales, Heriberto Castellaneta.

Luego del encuentro, Peluso se manifestó satisfecho “por el apoyo inmediato brindado por el ministro Stornelli que junto al jefe de la Policía resolvieron reforzar la zona de influencia de la agencias” y agregó que “desde el Instituto nos comprometimos a colaborar con la instalación de luminarias y cámaras de seguridad” a los efectos de evitar nuevos casos de inseguridad como los que se vienen produciendo.

Comentá la nota